Home > Amor y sexo > Sexualidad

Sexualidad masculina

dow.adsbygoogle || []).push({});

El zapping del amor

Las teleaudiencias y las mujeres tienen algo en común, son absolutamente imprevisibles. Pero esa no es la única coincidencia. Veamos lo que el zapping nos enseña de las relaciones humanas

El zaping, la TV, y las relaciones entre hombres y mujeres 

1) Los hombres y los medios de comunicación viven probando supuestas fórmulas del éxito que a veces los llevan más rápido al fracaso.  

2) El canal de televisión oficial tiene la pantalla helada por falta de fondos, y un empleado estatal que gana el sueldo mínimo no “levanta” ni la ceniza del piso.  

3) Las madres instruyen a sus hijas desde que son niñas sobre cuál es el mejor tipo de varón, donde está lo apolíneo y en que sitio indeseable, lo dionisiaco.  Del mismo modo las escuelas promueven en la sociedad el valor de lo educativo. 

Pero como cantaba Bandana, “entonces llega la noche/ no hay tiempo para el reproche”...y así es que las chicas, como las grandes masas,  terminan siempre eligiendo el programa trivial, superficial y pasajero. 
 

4) Aquellas que descubren que ese novio o marido tan divertido y light , es también vago, infiel, adicto a la ginebra y golpeador, lloran ante todo el mundo, con igual fuerza que la opinión pública expone su queja contra la telebasura....pero a la hora de usar el control remoto parece repetir como el dúo Azúcar Moreno: “¡Devórame otra vez!”. 

5) Es bueno reconocer que no tienen mucho para elegir, los ciclos y los muchachos se muestran más producidos gracias a la tecnología y los cambios de color, pero el contenido es muchas veces pobre, agresivo y reiterativo,  y las damas y las grandes mayorías terminan resignándose con un “es lo que hay”. 

6) Aquellas privilegiadas que pueden viajar o frecuentar distintos estratos sociales quizás tengan más opciones de encontrar un macho a su gusto, o conquisten millonarios extranjeros, y hasta es probable que aprendan a decir  “este tipo es un estúpido” en distintos idiomas.

Y la gente que se adhiere al “pay per view”  gozará, a través del servicio de abono, de infinitas señales satelitales,  y hallará, por ejemplo, una manera de  curar el insomnio viendo la final de waterpolo entre Marruecos y  Bosnia por el canal 247.
 

7) Algunas jóvenes se enamoran de los pendeviejos, y disfrutan de sus permanentes referencias al long play doble de Los Beatles; y nadie puede negar que las repeticiones en blanco y negro de Volver, Retro y similares, tienen sus seguidores y anunciantes. 

8) Sin confesarlo, una parte de la población hace zapping a la noche entre Discovery Channel, la televisión abierta y los codificados de sexo explícito, de idéntica manera que algunas corderitas y varias maduritas salen con tres en la misma semana, uno porque es culto, el otro porque es seguro y conocido, y el tercero porque es un tigre en la cama.  

Para terminar, están aquellas Julietas y teleaudiencias que no sintonizan ni la señal de ajuste, tienen el control remoto sin pilas,  y  hace tiempo que solo leen de noche, pero esa, queridos amigos,  esaque es otra historia.

¿Quieres conocer los Pasos para Encontrar a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis y comienza a buscar la pareja ideal, haciendo clic aquí.
 

 

Luis Buero

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Luis Buero

¿El padre separado o divorciado es menos padre?

¿El padre separado o divorciado es menos padre?

Padres divorciados separados de sus hijos, un drama contemporáneo

Ella se fue de casa

Ella se fue de casa

No sólo las mujeres tropiezan dos veces con la misma piedra. También ellos dicen, a veces, "son todas iguales"

Mundial: Imprescindible alegría

Mundial: Imprescindible alegría

No somos un país alegre. Si, llevamos en la piel demasiados recuerdos insalubres, y somos un pueblo con tendencia a la “depre”. Y por eso mismo: ¿cómo no va a ser bienvenida la alegría que puedan causarnos los triunfos de nuestro equipo en el Mundial, si los logra?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: