Home > Salud y Bienestar > Terapias alternativas

Acupuntura, Reiki, Aromaterapia

El Tantra, el sexo y la salud

¿Por qué la experiencia personal de Vida me ha conducido a sentir que la SEXUALIDAD ES UN CAMINO DE SANACION DE TODO TIPO DE ENFERMEDADES?

Tal como mencioné antes, la experiencia del Orgasmo Tántrico es inusualmente vivida. No es la palabra Tantra, ni el logro sexual lo importante.

LA VIVENCIA DEL VERDADERO ORGASMO, DEL ORGASMO que el primer aborigen de la Humanidad, tal vez, vivió, debería siempre y en forma espontánea "retornarnos", en el instante en que se vive, a nuestro ORIGEN.

EL ORGASMO BIOLÓGICO, NATURAL DEL SER HUMANO, debería permitirnos recrear en cada Unión Sexual, la experiencia de la llegada a la Vida, la experiencia del pasaje por el canal de parto, de la primera inspiración, del primer contacto con la piel de un ser humano, nuestra madre...

Sin embargo, la humanidad condicionada por lo anteriormente mencionado, pasa por la Vida sin lograr vivir o revivir esa EXPERIENCIA.

Y así, poco a poco, nos apartamos de la esencia del ESTAR VIVOS, de qué significa realmente sentirnos vivos.

Busquemos juntos, cuales pueden ser los motivos que impiden la experiencia del Orgasmo biológico ( o Tántrico).

Para ello es preciso diferenciar, reconocer la experiencia de aquello que es socialmente llamado orgasmo, del ORGASMO PARA QUE LOS SERES HUMANOS HEMOS NACIDO CAPACITADOS.

Habitualmente se considera orgasmo al espasmo nervioso, tanto en mujeres como en varones, en que, por estimulación genital, se llega a niveles de excitación máxima que desencadenan en ambos un movimiento espasmódico que, una vez iniciado, ya no tiene retorno.

En la mujer se experimenta como una sensación agradable de mucho placer, similar a una onda que recorre el canal vaginal, socialmente denominado "acabar". La experiencia de este "orgasmo", queda, sin embargo en el PLACER PROPIO, PERSONAL y A NIVEL GENITAL, sin producir la experiencia de Unión, fusión, Paz y Serenidad ( estados que a su vez, generan vibraciones benéficas que se graban en la corteza cerebral y en las células físicas).

En el varón, se experimenta como una sensación agradable de mucho placer, en la que el nivel de excitación al llegar a su punto máximo, es, al igual que en la mujer, una onda espasmódica que recorre desde la próstata el canal uretral, produciendo además, la expulsión del fluido eyaculatorio. Podríamos decir que el proceso es casi el mismo, sólo que en el varón, el espasmo nervioso, llega "normalmente" acompañado de la eyaculación.

La experiencia de este "orgasmo" queda también en el PLACER PROPIO, PERSONAL y GENITAL, sin producir sensaciones de fusión que otorgan Paz y Serenidad y que generan quietud mental, lucidez y vibraciones benéficas.

En el caso del varón, se suma que la expulsión de fluido eyaculatorio, produce grandes niveles de pérdida de energía vital.

 

Estela Guitián
colaboradora

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Estela Guitián

Tantra: caminos de la sexualidad sagrada

Tantra: caminos de la sexualidad sagrada

La sexualidad lleva en sí la magia de la vida, y el Tantra se propone como camino para descubrirla...

Sexualidad tántrica, un atajo hacia la espiritualidad

Sexualidad  tántrica, un atajo hacia la espiritualidad

La sexualidad como camino de evolución: de lo instintivo a lo trascendente

Sexualidad Tántrica, Sanación del Alma Humana

Sexualidad Tántrica, Sanación del Alma Humana

La Unión Sexual Tántrica: Utilizar la energía que nos dio vida, como vía suprema de sanación del Alma.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: