Home > Salud y Bienestar > Medicina

Salud sexual

El Sida en los mayores de cincuenta

Aún hoy en día, el sida continúa siendo un tema tabú para la mayoría de la sociedad. Y esto se intensifica aún mas cuando se lo relaciona con los mayores de cincuenta, por lo que no hay mucha información al respecto. En este artículo, le brindamos algunas claves para comprender este fenómeno.

 

• En los Estados Unidos, uno de los pocos países que cuentan con estadísticas serias al respecto, entre 11 y el 15% de los portadores de sida tienen más de cincuenta años.

• Se espera que los números de casos en esa edad aumenten, pues las personas de todas las edades están sobreviviendo más gracias a las terapias de combinaciones de droga y otros avances en el tratamiento.

• Entre 1991 y 1996, los casos de sida en la población mayor de 50 años aumentó más de dos veces más rápido que entre los adultos más jóvenes.

• Las personas mayores con infección del HIV o sida generalmente son menos detectados, aislados, e ignorados.

• A pesar de los mitos y los estereotipos, muchos adultos mayores son sexualmente muy activos, y, algunos son habituales consumidores de drogas inyectables; por lo tanto, sus comportamientos pueden ponerlos en riesgo para las infecciones del HIV.

• Los seguros médicos y los servicios de salud -y por supuesto los adultos mayores en sí mismos- no comprenden que ellos están en el mismo riesgo que otras poblaciones de la misma edad; los profesionales son a menudo renuentes a discutir o preguntar sobre materias de sexualidad a sus pacientes adultos.

• Los índices de infección del HIV (no SIDA) en adultos son especialmente difíciles de determinar, ya que no se efectúan pruebas rutinariamente las personas más adultas.

• La mayoría de las personas más adultas son diagnosticadas con el HIV en la última etapa de la infección, por lo que a menudo se enferman cuando su organismo ya está muy debilitado y mueren más pronto que los enfermos jóvenes; estas muertes se pueden atribuir a la tardanza en el diagnóstico y a que los sistemas inmunes se debilitan naturalmente con edad.

• Las campañas y los programas educativos del HIV/sida no están apuntados a las personas mayores (¿Cuando vio una cara con arrugas en un cartel de prevención?).

• Los adultos mayores son menos proclives a utilizar profilácticos de forma constantemente durante sexo, ya que no están acostumbrados y están poco familiarizados con estos métodos de prevención del HIV.

Consideraciones Especiales

• Los adultos mayores que se hayan infectado de HIV/sida hacen frente a un estigma doble: la edad y la infección de una enfermedad que se contagia por sexo o por drogas intravenosas.

• Mientras que los hombres que tienen relaciones homosexuales conforman el grupo más grande de infectados de sida entre la población de los adultos mayores de 50, el número de casos de mujeres infectadas en relaciones heterosexuales ha aumentado en una proporción más alta y abarca un mayor porcentaje en las edades por encima de 60 años.

• Debido a varios estigmas y prejuicios, es más difícil para los hombres y mujeres mayores, comunicar su estatus de HIV positivos a su familia, amigos y círculo de relaciones.

• Para las mujeres mayores, existen consideraciones especiales: después de la menopausia, el uso del preservativo para el control de la natalidad llega a ser poco importante, y por otra parte el normal envejecimiento hace disminuir la lubricación vaginal, con lo que las paredes vaginales pueden ponerlas en un riesgo más alto durante el acto sexual desprotegido.

• Los síntomas del HIV son a menudo similares a aquellos asociados al envejecimiento (fatiga, pérdida del peso, olvidos, erupciones en la piel, nodos hinchados), por lo que un diagnostico incorrecto es más frecuente en la gente más adulta, que, de hecho, está infectada.

• Los mayores infectados de sida tienen que soportar cierta actitud cultural que señala: "la gente mayor ya ha vivido su vida… ¿Qué problema hay si se mueren de sida?"

• Las personas más adultas pueden tener que enfrentar ciertos prejuicios sociales y profesionales con respecto a la asignación de servicios de cuidado médico, y de los recursos disponibles para la comunidad de los infectados de sida (por ejemplo: "¿para que gastar el dinero en ancianos?")

• Como el proceso de envejecimiento sí mismo baja los niveles de energía y esto influye en restricciones para las rutinas sociales, puede haber durante esta edad problemas emocionales o psicológicos. Pero en el caso de los adultos infectados con HIV, esto se grava, ya que además se puede sentir otra "pérdida" y enfrentarse con una depresión más severa.

• Los adultos tienen a menudo menos posibilidades de encontrar la ayuda y comodidad entre la familia y los amigos, puesto que ya habían logrado independencia, y por otra parte se sienten incómodos en grupos de ayuda, ya que están menos acostumbrados a integrarlos y no tienen los mismos intereses y afecciones que la gente que los compone, a menudo bastante menor.

• Debido a la carencia general de conocimiento sobre el HIV / sida en los adultos, se ha omitido realizar investigaciones sobre este segmento de la población, como por ejemplo ensayos clínicos de drogas o programas educativos de prevención.

Acciones Necesarias

• Se deben poner en práctica programas específicos para los adultos mayores, quienes necesitan ser informados sobre la transmisión y prevención del HIV.

• Esto debería incluir talleres y trabajos dedicados a proveer la información básica sobre el HIV / sida, así como el contacto sexual "seguro" y formas de utilizar las drogas.

• Los servicios de seguros sociales y los abastecedores de servicios médicos en todos los niveles deben ser instruidos para realizar un trabajo de prevención de HIV / sida en los adultos, así como también en brindar una atención especial a los mayores infectados.

• Los programas deben tener como objetivo lograr que los seguros médicos y los servicio proveedores prueben diagnósticos, tecnologías, tratamientos, y grupos de autoayuda, aplicados en los pacientes más adultos.

• Los medios masivos de comunicación también deben trabajar con este objetivo reforzando la inclusión de programas educativos para los mayores.

 

 

 

 

 

 

 

Marcelo Rubinstajn

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Marcelo Rubinstajn

¿Qué son los implantes dentales?

¿Qué son los implantes dentales?

Las estadísticas muestran entre un 95- 98% de éxito con esta terapéutica. No tenerla en cuenta en la elaboración de un plan de tratamiento rehabilitador, sería privar al paciente de una opción de excelencia.

Decisiones que nadie quiere tomar.

Decisiones que nadie quiere tomar.

Hablar de las decisiones que se tomarán en caso de estar cerca de la muerte parece ser un tema tabú. Sin embargo, tocar este tema con nuestros amigos y familiares por anticipado, y estar bien informados sobre las diferentes posibilidades jurídicas que existen al respecto, puede ayudar mucho a seguir viviendo en paz con nosotros mismos.

Previniendo el accidente cerebrovascular

Previniendo el accidente cerebrovascular

Si es como la mayoría de la gente, usted planea para su futuro. Cuando acepta un trabajo, examina las condiciones. Cuando compra una casa, considera su localización y condición de tal manera que su inversión sea segura. Hoy, más y más personas están protegiendo su activo más importante — que es la salud. ¿Y usted?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: