Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El sexo y sus beneficios anti-edad

Un informe sobre los beneficios de tener relaciones sexuales regularmente.
  
  

Los
siguientes son los beneficios que proporciona el sexo regular, según los
estudios científicos disponibles:

Ganar
energía


El sexo es una forma de ejercicio físico. Tener relaciones sexuales tres veces
por semana permite quemar muchas calorías y mantenerse en forma a lo largo del
año. Es equivalente a correr 120 km.


Incrementar la
oxigenación


El sexo incrementa el aporte de oxígeno a las células y estimula la actividad
de varios órganos y sistemas dentro del cuerpo.


Reducir el
colesterol


El sexo balancea el equilibrio entre el colesterol bueno y el malo y al mismo
tiempo reduce el exceso de colesterol en el cuerpo.


Reduce la
aparición de dolores


Algunos estudios indican que el mantener sexo reduce las jaquecas y los dolores
en general.


Protege a la próstata


Es sabido que los desórdenes prostáticos son causados o empeoran como
resultado de las secreciones de la glándula. La actividad sexual regular
elimina esas secreciones. De todos modos, un repentino cambio en la frecuencia
puede causar desórdenes relacionados con la próstata.


Disminuye el
estrés


La satisfacción y relajación que produce el sexo son beneficiosos para la
mente y el sistema circulatorio.


Aumenta la
felicidad marital


El amor y el afecto puede incrementar el nivel de ocitocina, una hormona que
aumenta el deseo sexual. Un alto nivel de ocitocina puede incrementar la
frecuencia de encuentros sexuales en una pareja.


Aumenta la
secreción hormonal

El sexo es una ventaja, especialmente para las mujeres. Las relaciones sexuales
regulares incrementan el nivel de hormonas femeninas, que reducen el riesgo de
enfermedades del corazón y del tracto vaginal.

Incrementa
la energía física

El
ejercicio físico, en cualquiera de sus formas, aumenta los niveles de la
hormona masculina, testosterona, en el cuerpo. Los expertos dicen que esta
hormona fortalece los músculos y huesos del cuerpo humano.


Proporciona un
suplemento hormonal

Durante las relaciones sexuales, la hormona llamada DHEA es segregada en el
cuerpo. Durante los orgasmos o justo antes de la eyaculación, el nivel de DHEA
en la sangre es 5 veces mayor a lo normal. Este esteroide segregado por la
corteza suprarrenal es el principal generador de andrógenos en las mujeres. Está
también presente en los varones.
Altos niveles de DHEA han sido asociados con la longevidad, el aumento de la
libido, la formación de masa muscular y la desaparición de la depresión.