El robo a personas mayores: cómo prevenirse

El aumento de los robos a personas de la tercera edad hizo que la Policía sugiera algunas medidas preventivas para disminuir el riesgo de que los delincuentes sigan atacando impunemente.

Si recibe la visita de empleados de empresas de servicios públicos, primero verifique telefónicamente con la compañía, si está programada y está justificada realmente, y de todas formas, siempre verificar la identidad de quienes lo llamen a la puerta, para asegurarse de que no se trata de un caso con cómplices.

Cuando se cobra la jubilación o la pensión, trate de contar el dinero al mismo tiempo que el cajero, y de no ser así, hacerlo en la caja y no fuera del banco. Tampoco es aconsejable guardarlo totalmente en la cartera, y si es posible asistir acompañado por una persona mas joven, que se encargue de estar atento.

Y con respecto al dinero, es recomendable no hacer muestra de billetes de alto valor, cuando se sale de compras en algún lugar abierto como una feria o un mercado grande. Los robos a personas de la tercera edad es el 40% de los casos de robos o asaltos en la vía publica y en los casos de seguimiento hacia el hogar.

Otro método para prevenir los robos es tener un lugar en donde guardar el dinero que se cobre o que se lleve, y que no sea de fácil acceso para el delincuente. Y ante la sospecha de un posible incidente, buscar al agente policial mas cercano y advertirlo sobre el mismo.

Los barrios porteños más afectados son Villa Soldati, Villa Lugano, Barracas, Pompeya, Flores, Constitución y Recoleta. En donde casualmente, se concentran la mayor cantidad de personas mayores en la Provincia de Buenos Aires.

Ante el caso de sufrir algún tipo de delito, tener en cuenta que quienes se dedican a robar personas mayores, no cuentan con los escrúpulos necesarios para considerar su situación. Por eso, nunca se debe reaccionar enfrentándose a los delincuentes porque podría provocar un mal mayor del que se está viviendo.