Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El retiro: un momento para comenzar de nuevo

El retiro llama a una reevaluación personal acerca de nuestras metas personales, entre ellas el trabajo y el deseo de cumplir aquellos deseos que quedaron relegados. Si siempre es buen momento para cambiar, el retiro lo es mucho más.
  
  

No podemos perder de
vista el hecho de que mientras nos acercamos a la edad del retiro tenemos una
maravillosa oportunidad para reevaluar nuestras vidas, nuestras carreras, y
nuestro futuro.
Libres de muchas obligaciones, como el cuidado de los chicos, la educación y el
crecimiento, podemos elegir mezclar y enfrentar los tres compartimentos de la
vida (el trabajo, la educación y el ocio) en un camino diferente.
Ciertamente, es tiempo de sacarnos las máscaras que nos hemos puesto para
mantener nuestros empleos, nuestras posiciones cívicas, nuestras
“reputaciones”.

Necesitamos asir la libertad que es nuestra y que nos merecemos. Este es un
tiempo para recordar qué nos da alegría y desarrollar un estilo de vida que
maximice esa emoción.

El trabajo es una parte integral de lo que somos. Es gratificante, es una
fuente de orgullo y un estímulo para nosotros mismos. Pero hemos tenido que
tomar lo bueno y lo malo mientras construíamos nuestras carreras, nuestras
familias, nuestro lugar en el mundo. 

Hemos, por razones prácticas, suprimido algunas partes de nuestras
personalidades y talentos. A cambio, hemos sido remunerados adecuadamente y
hemos tenido la seguridad que necesitábamos para nosotros y para nuestras
familias. Hemos sido reacios a tomar riesgos a los que estábamos expuestos
cuando teníamos 21 o a los que nos exponemos hoy, a los 55, 60 o 75. No
necesitamos sentirnos culpables por eso…estábamos haciendo lo mejor que
podíamos en ese momento. 

Pero el trabajo puede haberse convertido en algo esclavizante más que en una
alegría pasados los años. Tal vez hayamos tenido una inclinación intelectual
pero nos encontramos dirigiendo una verdulería. Tal vez hayamos estado más
dirigidas a lo interior de lo que nuestro trabajo en ventas realmente nos
permitía. Posiblemente hemos estado con un trabajo que nos brindaba más
seguridad que ese negocio propio que deseábamos.    

Ahora es el tiempo de exigir todas las alegrías del trabajo con el que hemos
estado comprometidos… así como hacer lo que amamos, libertad, flexibilidad,
ser nuestros propios jefes o encontrando algo realmente bueno, la oportunidad
de vincular nuestro ingreso con nuestra actual capacidad de esfuerzo, la
posibilidad de trabajar 10 horas a la semana o 65. 

Tenga en cuenta estos siete
pasos para encontrar su nueva carrera en la mitad de la vida y después,
sugeridos por
Helen
Harkness en su libro
“No
detenga el reloj de su carrera”:

1.     Reconozca quién es usted y qué es lo
que quiere

2.     Desarrolle su Lista de Criterios para
el Éxito (básicamente decidiendo cómo debería ser el éxito para usted.

3.     Vincule sus necesidades internas con
las realidades externas (imagínese cómo hacer dinero mientras cumple sus
sueños)

4.     Explore las diferentes opciones de
carreras (leyendo, siendo aconsejado, hablando con los demás)

5.     Desarrolle un objetivo futuro y una
dirección (visualizando su nueva carrera)

6.    
Desarrolle un Plan Estratégico de Acción (realizando
un plan para alcanzar sus metas)

7.     Siendo usted misma como un explorador
en una nueva frontera (teniendo el coraje de ir por ella)