El pelo y el frío

Descubre cómo cuidar tu pelo cuando el invierno llega y el frío aprietas…
  
  

El cabello con la llegada del frío se debilita. “El viento, el frío, la contaminación, contribuyen a que el pelo se debilite y que caiga más de lo debido, pero es sencillo seguir ciertas pautas para que las inclemencias externas no perjudiquen la fibra capilar”, sostiene la dermatóloga española María del Mar Cortiñez.

El cuero cabelludo se daña mucho en invierno “ya que se pasa del calor de la calefacción al frío de la calle. Esta alteración hace que el pelo se reseque, se vea opaco e incluso puede salir caspa, por eso es importante que durante los meses de invierno se hidrate el cabello con productos especiales”, comenta la dermatóloga

Cuidados básicos del pelo cuando hace frío


  • Al salir a la calle es recomendable utilizar gorro o sombrero. “Hay unas opciones muy bonitas y que sirven para proteger el cabello de los factores climáticos que a corto y largo plazo dañan el cabello. El frío es uno de los inconvenientes principales que lo afectan”, expresa la dermatóloga.

  • El uso del secador de pelo no es lo más aconsejable. “Es muy difícil que la mujer no lo utilice, pero si lo hace debe mantener una distancia prudente para no quemar el pelo y el aire no debe estar excesivamente caliente.

    Lo idóneo es no secar el cabello y dejar que de manera natural se seque, pero esto no es posible para la mayoría de las mujeres. En ese caso y porque tampoco se puede salir con la cabeza mojada en invierno, hay que colocarse un protector tras el lavado para que el pelo no se queme con el secado”, continúa diciendo Cortíñez.

  • El frío también provoca electricidad estática. Los productos antifrizz que se venden en peluquerías o grandes supermercados ayudan a contrarrestar este efecto negativo.

  • Es bueno realizarse una vez al mes un tratamiento fortalecedor en el salón de belleza.

  • Las mascarillas hechas en casa son una buena opción para utilizarlas una vez a la semana. Pueden ser hidratantes, nutritivas o fortalecedoras.

  • Los aceites naturales de coco, almendras y palma son ideales para colocarse en el cabello tras el lavado y con el pelo húmedo. Sujetar con una toalla y esperar una hora. Lavarlo y se verá el pelo más resistente y rejuvenecido.

  • El cabello también se protege del frío si está bien cuidado. Para ello es necesario alimentarse adecuadamente. Se debe reducir el consumo de carnes grasas, embutidos, comidas rápidas y alcohol.

    El aumento de productos como el huevo, leche, pescado, cereales y frutos secos contribuyen a que el cabello se torne fuerte y resistente al clima.

¿Quieres aprender a teñir tu cabello como en la mejor peluquería?

Pulsa aquí e inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Colorimetría y tintes para el cabello.