Home > Vida cotidiana > Jardín

Jardín y plantas de exterior

El mantenimiento de macetas y canteros

Al contrario de lo que muchos creen, un macetero saludable y vistoso necesita de algunos cuidados de su parte. Un informe imperdible para aquellos que, aún con poco lugar, hacen lo posible por estar en contacto con la naturaleza

Para aquellos que no tienen la posibilidad de contar con un gran jardín en el fondo de la casa, las macetas y canteros son una buena alternativa para mantener viva la pasión por las plantas. Sin embargo, muchas veces el desconocimiento lleva a que las pobres plantas mueran sin haber mostrado su máximo de esplendor.  

A continuación, enplenitud le ofrece unas simples tareas de mantenimiento para que sus canteros y maceteros luzcan su mejor forma durante la temporada de crecimiento y, además, para que sobrevivan al crudo invierno. 

Por supuesto, si usted quiere meter mano en su macetero, primero cerciórese de tener algunos recursos disponibles: 

  • Macetero o cantero
  • Fuente de agua, manguera o bidón
  • Fertilizantes de acción prolongada y solubles en agua
  • Tijeras o podadora de mano
  • Plantas de estación y plantas decorativas.
  • Tela metálica, estiércol y paja (para proteger las plantas), opcional.  

Hidratación y nutrientes 

Las plantas, cuando están unas muy cercas de otras, en un volumen de suelo reducido, necesitan ser regadas una o dos veces al día, especialmente en presencia de climas calurosos, soleados y secos.  

Cuando esté regando, asegúrese de saturar todo el suelo de la maceta (no es apropiado regar solamente los bordes). En otro orden, las macetas cuyos suelos absorben el agua demasiado rápido, pueden tener más plantas de las indicadas para el volumen de tierra.  

Entonces, usted debería remover algunas o probar suerte ubicando la maceta en una locación menos soleada. 

Las plantas de rápido crecimiento necesitan abundancia de nutrientes. Tanto el regado frecuente como la cantidad limitada de suelo hacen que las macetas requieran fertilizantes.  

En ese sentido, mezcle fertilizantes de acción prolongada en la tierra, siguiendo las instrucciones en la caja del producto.  

Asimismo, en la época de crecimiento, agregue nutrientes adicionales, utilizando fertilizantes solubles en agua y regando una vez cada una o dos semanas. Siga las instrucciones en el envase para conocer las cantidades correctas de agua y fertilizante. 

Mantenimiento 

Por supuesto, también es importante el mantenimiento que reciban sus macetas y canteros. Haga que sus plantas luzcan exuberantes podando las raíces y los tallos grandes, de manera que se vuelvan pequeños brotes.  

Elimine las ramas desviadas y remueva el follaje dañado o descolorido. Recuerde que muchas plantas continúan produciendo flores si usted remueve el follaje antes de que pongan las semillas. Finalmente, pellizque los tallos de las flores justo debajo de la hoja o el capullo. 

Cuando las plantas lucen cansadas, a medida que sus días de esplendor comienzan a quedar atrás, habrá llegado el momento de reemplazarlas por otras nuevas. Una buena idea es mantener su macetero siempre actualizado, con plantas que correspondan a la estación del año vigente.  

Así, plante bulbos y prímulas en la primavera, plantas anuales y vegetales en el verano, y coles y pensamientos en otoño. 

La llegada del invierno 

En los climas fríos e invernales, las macetas o canteros y sus contenidos necesitan ser protegidos de las temperaturas congelantes. Incluso, los resistentes perennes, los árboles y arbustos sucumben ante las temperaturas más hostiles.  

Las macetas de terracota y cerámica pueden llegar a quebrarse si son dejadas a la intemperie. Para evitarlo, vacíe sus contenidos en un montón de abono y guarde las macetas y canteros en el garaje o en el sótano.  

Envuelva con tela metálica las macetas que contengan pequeños árboles, arbustos y cúbralos con estiércol y paja, para protegerlos. Guárdelos en un garaje sin calefacción, pero tampoco demasiado frío, o en un sótano de invierno. 

Consejos útiles 

  • Para reducir sus tareas de riego, elija macetas de colores claros y materiales no porosos, tales como plástico o cerámica barnizada. Proteja las macetas de sol y el viento intensos. 
     
  • Rote las macetas para alentar a las plantas a crecer de igual manera en todas direcciones. Las plantas, del lado de la sombra, tienden a estirarse para alcanzar el sol, de modo que crecen con un aspecto poco uniforme.   

Aprende a cultivar tu propia huerta orgánica.

Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Huerta orgánica haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Cuidados de la piel, durante y después del embarazo

Cuidados de la piel, durante y después del embarazo

Durante el embarazo y la lactancia el pelo se reseca, y aparecen manchas, estrías, y otras complicaciones. Trucos para combatirlos y mantenerse bella todo el tiempo

Cómo aumentar el gasto energético total

Cómo aumentar el gasto energético total

En nutrición, la economía también funciona: si gastas más de lo que ingresa, el balance será negativo y al fin podrás adelgazar...

El minoxidil en el tratamiento de la calvicie

El minoxidil en el tratamiento de la calvicie

El minoxidil es el único tratamiento contra la pérdida del cabello, con evidencia científica de su efectividad, que puede utilizarse sin prescripción medica.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: