El lenguaje de las piernas

Según los expertos, cada movimiento que se hace con las piernas no es gratuito y tiene un significado muy particular. Conozcamos cuáles son las diferentes posturas y qué es lo que dice cada una de ellas...

El lenguaje corporal puede decir mucho más que las palabras de una persona, sobre todo, es un aspecto muy útil para conocer a quienes son introvertidos y no se dejan conocer mediante lo que dicen con la boca, pero no hay que olvidar que el cuerpo también tiene sus herramientas para dar a conocer lo que se piensa y lo que se siente:

1.- Las piernas cruzadas a la altura de los tobillos es una posición muy femenina y que denota delicadeza y educación.

2.- Si por el contrario, una de las piernas está cruzada a la altura de la rodilla mientras que la otra se mantiene firme y recta en el suelo, sugiere que la mujer aparte de ser muy femenina es sexualmente muy activa y que sabe que aunque hay momentos para el trabajo, también existen aquellos destinados al placer.

También podría tratarse de una mujer protectora ya que una de las piernas cubre parte de su cuerpo.

3.- Si se está de pie y se coloca una pierna delante de la otra, se estará tratando de una mujer activa laboralmente y ambiciosa, que sabe lo que quiere y cómo lo quiere. No se anda con vueltas ni rodeos y se dirige exactamente adonde desea ir.

4.- Las piernas inclinadas suavemente hacia adelante y hacia uno de los lados significa interés por negociar.

Las piernas en este caso no llegan a cruzarse y las rodillas y los tobillos están juntos. Esta posición denota mucha seguridad y confianza.

5.-  Las piernas sin cruzar con los pies en punta y sin apoyar en el suelo puede denotar nerviosismo e inseguridad.

Si esta postura se acompaña con un movimiento de las manos sobre los muslos puede exhibir también ansiedad.

Si en cambio los pies están bien apoyados en el piso y el cuerpo está ligeramente inclinado hacia adelante, la intención cambia por completo ya que podría tratarse de una persona que tiene pleno control sobre la situación.

6.- Si una de las piernas está cruzada a la altura de la rodilla con el pie apuntando hacia una persona significa interés y atracción.

7.- Sentarse en el borde de la silla puede demostrar inseguridad e indecisión.

Aprender a decodificar el mensaje que esconde el cuerpo puede ser muy útil si se desea conocer a alguien que no entrega mucha información de su personalidad o de su manera de ser.

Anne Grierson, autora del Libro "Hechizos de Amor", que te cuenta todo lo que necesitas saber sobre la magia blanca para atraer el amor y la felicidad en la pareja. Encuéntralo ahora haciendo clic aquí