El gato, amante de la noche… y de no dejarnos dormir

Quiénes tengan gatos sabrán que para ellos no hay nada mejor que los juegos en medio de la noche. Sin embargo, esta práctica, que es instintiva, se podría revertir. Le contamos cómo…

Los dueños de
gatos ya deben haberse acostumbrado al hecho de despertarse asustados en la
medianoche por un ruido en el cocina, sólo para darse cuenta, cuando toman
conciencia y se dirigen valientemente a la cocina, que se trata de una más de
las andanzas de sus mascotas, pues ningún ladrón ha entrado en la casa, sino
que alguno de los queridos gatitos nuevamente empezó a hacer de las suyas.

Sin embargo, la
certeza de que es el gato quién ha estado activo durante la noche, trae
aparejada otra pregunta ¿Por qué escogen la mitad de la noche para juguetear y
ser tan ruidosos?

La respuesta, es
que nuestros estimados amigos felinos son parte del grupo de criaturas
nocturnas, lo cual significa que están activos durante la noche, a diferencia
de los humanos, y de la gran mayoría de los animales.
Sucede que son sus mismos instintos los que le indican a sus gatos que la noche
es el tiempo correcto para jugar, por la sencilla razón que, gracias a su
espectacular visión nocturna, este es el tiempo de caza (donde además los
otros animales no pueden ver bien).
Y si no hay nada para cazar, por lo menos desearán mantenerse activos.

Pero además,
como los gatos ya han dormido bastante durante el día mientras usted estuvo
ausente, es más que probable que hayan obtenido una gran energía, que
necesitarán quemar en actividades nocturnas.
Esto es especialmente cierto en el caso de los cachorritos y gatos pequeños,
pues a medida que crecen, su energía diminuye también.

Para
combatir esta tendencia, debería tratar de hacer jugar a sus gatos durante las
horas del día, mucho mejor si todavía son pequeños, para que se vayan
acostumbrando.
En este sentido, es sumamente recomendable tener algunos juguetes que los
induzcan a correr y saltar, y enseñárselos por durante un rato largo.
Por la noche, al igual que usted, su gato sólo querrá descansar…