El exceso de agua en su jardín

La sobreprotección muchas veces destruye. A pesar de las buenas intenciones de quien las cuida, las flores del jardín suelen ser presa de la desinformación y la inexperiencia… Conozca la frecuencia de riego óptima para su jardín.
  
  

Al
comenzar con el cuidado de un conjunto de flores y plantas, se deben tomar
ciertas medidas y adquirir algunos conocimientos básicos sobre la tarea.

Al ver
que una flor se marchita o una planta se seca, muchos suponen que el infortunio
se debe a la falta de fertilizante,
aireación de la tierra o luz natural, y
nunca piensan que lo que en realidad sucedió, fue el exceso de agua

Al
contrario de muchas hipótesis, las plantas y flores mueren mucho más rápido
por abundancia, que por falta de agua, debido a que la naturaleza les provee un
sofisticado mecanismo de ahorro de energía cuando atraviesan situaciones críticas
por falta de alguno de sus nutrientes naturales, y no teniendo en cuenta la
posibilidad de tener que absorber más agua de la necesaria.

Síntomas
de que aplica demasiada agua…

-putrefacción
de las raíces

-debilitamiento
de los troncos

-el
amarilleo y caída de las hojas

-muerte
de la planta

¿Cuál
es la cantidad indicada para cada planta?

Planta
de interior:
En
general, este tipo de plantas deben estar situadas en un aireado y luminoso
lugar de la casa, sembrada en una maceta acorde con sus dimensiones y con un
plato de depósito del agua en la base.

Fijarse entonces, si el plato aún
contiene agua, como indicador de que no es necesario volver a regarla, o bien
introducir los dedos en la tierra para saber si aun está húmeda. Regar dos
veces por semana, repartiendo el agua en toda la superficie de la maceta sin
rebalsarla.

Jardines
al aire libre:
Necesitan más
agua para combatir la evaporación de la humedad (especialmente en climas
calurosos). En verano, es necesario un riego diario o cada dos días dependiendo
del horario en que se efectúe:

-a
la mañana, pasará todo el día recibiendo los rayos solares y la evaporación
hará necesario que lo riegues de nuevo al día siguiente.

-al
atardecer, la humedad permanecerá en la tierra por mayor tiempo hidratando las
raíces durante la noche y no será necesario regarlo sino con un día de por
medio.

Diferentes
especies, diferentes necesidades

Las
xerófilas
: son
plantas desérticas que acumulan dentro de su estructura el agua que necesitan
por largos períodos de tiempo, éstas requieren de muy poco riego,

-Las
tropicales:

suelen ser de exuberante floración por lo que necesitan mayor humedad.

 Cada
tipo de planta tiene necesidades diferentes (riego, renovación, orientación).
Si usted recién comienza en la tarea, deberá comenzar a explorar los detalles,
virtudes, defectos y necesidades de cada especie, para saber como hacer que su
jardín se mantenga espléndido todo el año.

Pero tenga en cuenta que la
sobreprotección es un método de cuidado a ciegas, en la que corre riesgo la
subsistencia de sus plantas.