El estrés, enfermedad de nuestro tiempo

A partir de los años ochenta cada vez con más frecuencia se escucha decir a las personas que están estresadas o que tienen estrés. Pero, ¿qué es el estrés?, ¿cómo se produce?, ¿cómo combatir el estrés?

El estrés se define como “ las fuerzas o presiones psicológicas y sociales, fruto de acontecimientos o situaciones que perturban el equilibrio de una persona. Esta tensión  es el agente causal y se denomina “factor estresante”. 

Hay dos niveles  de estrés: 

El positivo: que se presenta cuando el estrés le funciona a la persona como un estimulante necesario para cumplir con una tarea. Para muchas, personas es necesario funcionar con ciertos niveles de tensión y, es esto, lo que les permite sobreponerse a una situación y resolverla. 

El negativo: es cuando el nivel de estrés no es manejable para la persona y entonces se le presentan  manifestaciones de tipo físico o psicológico que no permiten que se sienta bien El estrés negativo  afecta la calidad de vida y la capacidad de las personas para desenvolverse de la mejor manera posible ante una determinada situación. 

Síntomas del estrés: 

– Sudor frío: principalmente en las manos.

– Dolor en los músculos: se siente una pesadez en el cuerpo especialmente en los músculos que es donde se acumula la tensión.

Hay una sensación muy particular en el estómago, y quizás usted haya oído a expresión  “ sentir mariposas en el estómago”.

– Corazón con latidos acelerados

– Aumento en la presión arterial.

– Respiración rápida y superficial

Una manera de reconocer la tensión por medio de un ejercicio sencillo consiste en apretar el puño y cerrarlo, en ese momento lo estamos tensando.
 

Cómo resolver las situaciones que nos causan estrés 

Reconozca las causas del estrés:

Primero hay que reconocer cuales son las situaciones que nos causan estrés a esto se le llama: “estresores” en la medida en que conocemos los elementos que nos provocan tensión o estrés estamos más cerca de dar una respuesta positiva al problema. 

Cuando reconozca los elementos que le provocan estrés trate de evitarlos o al menos de disminuirlos tratando de conocer cual es la situación que realmente le afecta y de esa manera será más fácil encontrar una respuesta o salida positiva. 

Anímese con reflexiones positivas:

Hay diferentes técnicas que le permiten reorientar su mente como por ejemplo la visualización creativa que consiste en imaginar situaciones en que usted se sienta relajado, descansado y con energía. 

Otra técnica es la de la respiración, se sabe que una persona tensa generalmente respira de manera rápida y superficial con lo que no abastece a sus pulmones de una cantidad adecuada de aire. Una manera de controlar el estrés es aprender a respirar de manera profunda y sintiendo que el aire entra adecuadamente a los pulmones.

Siempre: mantenga una actitud positiva.

Redefinir una tarea difícil

Cuando se nos dificulta ver los elementos que conforman una tarea  que nos parece muy grande o difícil lo mejor es tratar de reducirla a actividades menores o más manejables, ya que esto nos permite reducir el nivel de tensión.

Identificar diferentes modos de hacer frente al estrés

Otra manera de enfocarlo es  mediante el logro de metas más pequeñas pero que nos vayan acercando al objetivo, cuando se reflexiona sobre la fábula en la que una  tortuga y un conejo están en una carrera, recordamos que el conejo se anunciaba como el ganador y no se preocupo por la tortuga, la cual había ideado un plan de acuerdo con sus propias posibilidades y al final; logra llegar a la meta antes que el conejo.  

Reflexionar en busca de una solución

Ver las situaciones como retos y no como obstáculos puede permitir a las personas considerar diferentes alternativas de solución y orientar sus recursos hacia las más adecuadas.

Práctica de ejercicios  y actividades recreativas

Además de favorecer una mejor calidad de vida la práctica de ejercicios y actividades recreativas le permiten tener una actitud más positiva hacia la vida, con lo que puede manejar más adecuadamente las situaciones estresantes.

Alimentación balanceada 

Una alimentación adecuada en cantidad y calidad en la que se consuma los diferentes tipos de alimentos, permite que las personas tengan una mejor salud y una visión diferente de la vida.

Aquí también es importante recordar  que los alimentos se  deben comer en ambientes que no produzcan tensión y que se cuente con el tiempo suficiente para el disfrute de los mismos.

Una práctica que se  ha ido perdiendo en nuestras familias; era la hora de sentarse todos juntos a disfrutar de los alimentos y luego siempre había tiempo para la sobremesa, para hacer comentarios sobre diferentes temas y oír a las otras personas de la familia.

Tomarse un descanso  

Cuando una situación nos tensa y preocupa mucho se van a dar manifestaciones de cansancio en nuestra mente y cuerpo, esto nos anuncia que debemos tomar tiempo para un descanso ya que si no lo hacemos, nuestro cuerpo va ha sentir los efectos del estrés.

El tomar un respiro puede ayudar a nuestro cuerpo a recuperar la energía y poder hacerle frente a las situaciones apremiantes.

Buscar ayuda

Cuando nos damos cuenta que no podemos resolver una situación con nuestros propios recursos o no logramos visualizar una respuesta satisfactoria a un problema, es tiempo de buscar ayuda. Hay un refrán que señala: “cuando la carga es muy pesada; debe repartirse”.

ENFRÉNTESE AL ESTRÉS  Y MEJORE SU CALIDAD DE VIDA


Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.