El discreto encanto de las medias

Una mujer que se considere elegante jamás dejará de usar medias. Sin embargo, no siempre es tan fácil elegir las adecuadas.
Pagina nueva 1

Siendo parte del código del buen vestir, a veces no sabemos que hacer a la hora de comprar o combinar con el resto de las prendas, cómo adecuarlas a nuestro tipo de vida y cuales son las ideales para nuestras piernas.

Aquí un pequeño decálogo que espero les resulte útil.

Para la vida activa: las opacas son más resistentes y cancheras.

Para compromisos laborales y hasta  la hora del cóctel: las semiiopacas o traslúcidas.



Para las noches especiales: podemos utilizarlas con brillo o distintos efectos, como red por ejemplo, pero en este caso si nuestra ropa es monocromática.

Las de "efecto desnudo" son ideales para las que tienen buenos tobillos y pantorrillas torneadas, de no ser así, ponen en evidencia este "defectito" y será conveniente bajar el tono hacia las humo o negro que estilizan.

Las ¾ tanto traslúcidas como con dibujos, pueden ser usadas con pantalones para un sport canchero.

Jamás, aunque sean traslúcidas o con brillo con un pantalón de noche o smoking, sería espantoso que en algún movimiento se vieran los bordes.

No trate de aumentar el tostado de las piernas con medias más oscuras, ya que dan un efecto zanahoria horrible.

Quienes deben estar mucho de pie deberán usar medias de  descanso o tensión controlada, en este caso es importante que al terminar de calzarlas, afloje con sus manos y el movimiento de los dedos del pie, la puntera porque pueden resultar muy molestas en esta zona si los dedos quedan comprimidos.

Estas medias son ideales, además, para viajes largos, pues evitan que se hinchen los tobillos.

Para estilizar la silueta, amalgamar el color de las medias con el de los zapatos.

Las medias con brillo aumentan el volumen de las piernas.

Para las que adoran las medias de encaje, animal-print, con ligas de encaje y otras exóticas y no tienen la felicidad de tener piernas esculpidas…no se prive; puede usarlas puertas adentro para una velada especial.

Y no olvidar de tener un par en la cartera, cajón del escritorio, o guantera del auto, para casos de accidentes.

Una media corrida puede opacar hasta el mejor diamante de DeBeers.