El cuidado de las plantas para jardineras

Conoce a fondo la técnica para tener un jardín en jardineras, capaz de ahorrarte espacio y problemas

El fácil y gratificante ver crecer tus plantas en sus macetas, pero recuerda que ellas necesitan de tu atención en intervalos regulares y frecuentes. 

·         Riego: si te vas al trabajo todas las mañanas sin regar los contenedores del patio o de las ventanas, posiblemente tengas plantas débiles o moribundas.

Cuando las plantas se secan demasiado, sus delicadas raíces mueren y la planta debe concentrar su energía en reparar las raíces dañadas en lugar de producir frutas o flores.
 

Esto significa que, a no ser que uses macetas de autorriego o tengas un sistema de irrigación por goteo, deberás revisar el estado de tus plantas a diario, e incluso podrías verte obligado a regarlas dos veces al día si el clima es demasiado caluroso.

Si tienes más de unas cuantas macetas, y especialmente si viajas, un sistema de riego por goteo será más que apropiado.
 

·         Fertilización: dado que la mayoría de los nutrientes provendrán de las mezclas para plantas de macetas, tus plantas serán totalmente dependientes de ti para su subsistencia.

Agrega un fertilizante orgánico natural al momento de la plantación, y luego riega semanalmente con un fertilizante soluble en agua de potencia media.
 

El alimento foliar, con emulsión de algas marinas o pescado es ideal para una rápida revitalización si tus plantas parecen decaías o han sido cortadas. 

·         Mantenimiento: cada semana, durante la temporada de crecimiento, remueve las flores gastadas y pellizca los tallos demasiado largos.

Cuando sea necesario, reemplaza las plantas abatidas por otras anuales frescas, especialmente las favoritas de finales de temporada, como el repollo de jardín o el crisantemo. 
 

Si planeas que tus plantas sobrevivan al invierno, deberán ser podadas y puestas en una locación fresca. Riégalas en poca cantidad y no apliques fertilizantes hasta la primavera.

Una vez que llegue el clima cálido, remueve las plantas de sus macetas, deshazte de la tierra usada, y vuelve a plantarla en un nuevo contenedor con una mezcla fresca. 

Aprende a cultivar tu propia huerta orgánica. Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Huerta y jardinería orgánica haciendo clic aquí.

×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"