El cigarrillo, ¿le puede hacer mal a su gato?

El humo del cigarrillo es nocivo tanto para los seres humanos como para las mascotas. La exposición puede causarle numerosas enfermedades en edad temprana. Cuídelos, se lo agradecerán estando sanos.

¿Estás fumando cerca de tu gato?






De acuerdo con una reciente investigación, el linfoma felino (cáncer) puede ser contraído por los fumadores pasivos.

Este es una especie de cáncer que aparece comúnmente en gatos domésticos. En un reciente estudio, los investigadores quisieron evaluar si la exposición al medio ambiente fumador doméstico (ETS) aumenta el riesgo de linfoma maligno felino.

El estudio se realizó en 80 gatos con linfoma maligno y 114 controles con enfermedad en los riñones. Los dueños de los gatos recibieron un cuestionario preguntándoles acerca del nivel de humo de cigarrillo en sus hogares dos años antes al diagnóstico.

Los resultados del estudio sugieren que el riesgo relativo de linfoma maligno en gatos con un exposición al humo del cigarrillo es de 2.4 veces mayor que en los gatos que no están expuestos al mismo. El riesgo también se incrementa con la duración y la cantidad de exposición.

Los gatos con 5 años o más de exposición al ETS tienen 3,2 veces más chance de desarrollar linfoma comparado con aquellos que viven en hogares donde no se fuma. Los gatos que viven con dos o más fumadores tienen cerca de 4 veces más oportunidad de desarrollar linfoma. 

Los felinos pueden inhalar el humo o ingerirlo cuando se acicalan a sí mismos. Los resultados de este estudio sugieren que el fumar pasivamente (estar sometido al humo) incrementa el riesgo de linfoma maligno en los gatos.

Esta investigación nos recuerda que el medio ambiente al que está sometida nuestra mascota juega un importante rol en su salud y puede favorecer al desarrollo de muchas enfermedades.