El caso del melón fugitivo. Solución

Ayude a Beremiz a comprobar qué pasó con el melón faltante.

Solución

El administrador está equivocado, dijo Beremiz, y tendrá que pagar la apuesta.

La diferencia a que llegó el vendedor resulta de lo siguiente:

La partida de Harim se componía de 10 lotes de 3 melones cada uno. Cada lote debía ser vendido por 1 dinar. El total de la venta serían 10 dinares.

La partida de Hamed se componía de 15 lotes de 2 melones. Cada lote debía ser vendido por 1 dinar, lo que daba un total de 15 dinares.

Por lo tanto, el número de lotes de una partida no es igual al número de lotes de la otra.

Para vender los melones en lotes de cinco sólo los 10 primeros lotes podrían ser vendidos a razón de 5 por dos dinares, una vez vendidos esos 10 lotes, quedan aún 10 melones que pertenecen exclusivamente a la partida de Hamed y que, siendo de más elevado precio, tendrían que ser vendidos a razón de 2 por 1 dinar.

La diferencia de 1 dinar resultó pues de la venta de los últimos melones.

En consecuencia: no hubo robo. De la desigualdad del precio entre las partes resultó un prejuicio de 1 dinar, que quedó reflejado en el resultado final.

Fuente: “El hombre que calculaba”, de Malba Tahan.

Anterior

×

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :
Y selecciona Agregar a la pantalla principal

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado

SOLO HAZ CLIC EN : Responsive image
Y selecciona Agregar a la pantalla principal