Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

El arte de maquillarse

Trucos y consejos para que tu rostro luzca perfecto
  
  

El maquillaje
para el rostro se fue perfeccionando con el paso del tiempo. Con la cantidad de
productos que están a la venta en el mercado, podemos resaltar los aspectos más
positivos de su rostro y ocultar los defectos más notorios.

 

En esta nota
te presentaremos los mejores trucos para lograr un maquillaje perfecto.

En realidad,
en cuestión de maquillaje está todo permitido. Lo único que varía son los
colores que están de moda. Actualmente los más usados son los violetas y
morados, seguido por los dorados y la gama de marrones, como el chocolate por
ejemplo.


Por supuesto que esto deberá estar de acuerdo con los gustos de cada una. Por
eso es una elección personal decidir qué utilizar y qué no. Lo que se recomienda
en todos los casos es utilizar un solo color como protagonista, de modo que el
resto sólo acompañe para resaltarlo. Y, sin duda, se debe elegir el que más la
favorezca. 


La base
 

La función
que cumple la base es la de emparejar el color de la piel y disimular alguna
imperfección.

Las bases a
utilizar varían según las diferentes pieles:

Para piel
normal se recomienda utilizar bases líquidas, que puedan cubrir la cara formando
una fina capa.

 

Para las
pieles propensas a los granos o acné juvenil son mejores las bases cremosas o en
barra, que sirven para emparejar el relieve que producen los granitos.

Tiene que
tener en cuenta que la base siempre debe respetar el color de su piel, nunca más
oscura o más clara. En general a las mujeres latinas, al tener una piel más
bronceada, les conviene utilizar bases con pigmentos amarillos, más que los
rosados, salvo que sean muy blancas. 


La mirada

 

En cuanto a
los ojos, lo que se busca siempre es resaltarlos.

Para eso
existe un secreto que pocas mujeres saben: colocar brillo de labios en los
párpados con la yema del dedo para lograr un efecto de iluminación en la mirada,
lo que también se puede combinar con sombras moradas.


Cuando salga de noche utilice un maquillaje más cargado, con una línea negra más
delineada. En cambio durante el día es mejor un maquillaje más natural, con
sombras marrones o negras.


La elección dependerá también de la forma de ojos de cada persona. Por ejemplo,
quienes tienen párpados caídos deberán delinearse con sombras profundizando
sobre los extremos para lograr el efecto de elevarlos. En cambio, para
agrandarlos solo se necesita un prolijo delineado, sombras claras y mucho rimmel.


Para las mujeres que tienen ojos claros lo mejor es utilizar colores en la gama
de violetas y azules. En cambio, los ojos oscuros se pueden resaltar con colores
naranjas, marrones y cálidos. 


La boca
 

Hay una
tendencia en la cual muchas mujeres caen: no pintarse los labios. Diferentes son
los motivos por los que no lo hacen: algunas aducen que simplemente no les gusta
y otras dicen que el color desaparece en pocos minutos. Para el segundo problema
existe una solución posible: primero delinear, segundo aplicar el rouge con
pincel, polvo volátil y volver a pintar. Esto prolongará su duración.

Lo único a
tener en cuenta es que el delineado es mucho mejor para labios finos pero
siempre con cuidado. ya que si se los delinea mucho, los labios quedaran
grotescos.


Los colores más utilizados hoy en día son los ciruelas y los bordó.

También se
utiliza mucho brillo, sobre todo para salidas nocturnas. 


El toque final
 

Para resaltar
las mejillas se puede aplicar rubor, pero siempre moderadamente. Esto puede
ocultar defectos, y para eso hay que tener en cuenta una regla básica: lo oscuro
disimula.

Las mujeres
que tengan caras más alargadas deberán hacer hincapié en la zona del mentón y
del cuello.

Y las que
tengan frente ancha pueden disimularla aplicando rubor sobre la parte superior,
casi en el nacimiento del pelo, para achicarla. 

Pequeños grandes consejos 

·        

Limpiar bien la cara y humectarla

·        
Para
corregir: amarillo para las ojeras, beige para las manchas y granitos.

·        
Mejor
menos que más, los excesos remarcan aún más los defectos.

·        

Siempre emparejar el color con una esponja de lurex humedecida.

·        

Aplicar siempre la misma base, del mismo color que la piel.

·        
El
polvo debe aplicarse con una brocha grande

·        
Para
los ojos: resaltarlos colocando sobre todo el párpado una base de color natural
y delinear con un pincel fino y sombra negra o marrón para marcar la
profundidad.

·       
Mucho
rimmel en las pestañas.

 

Y
si quieres aprender a resaltar tu belleza, inscríbete ahora en nuestro curso
gratis de Maquillaje
, haciendo clic
aquí
.