El arte de la seducción en los negocios

El poder de seducción abre puertas a relaciones nuevas, mejora las actuales, nuevos negocios hasta mejoras laborales

Seducción, es una palabra poderosa, que proporciona una imagen o idea diferente a cada persona, dependiendo de las creencias que esta tenga.




En el concepto más amplio, la seducción es la forma en la que se logra cautivar a los demás, es la forma en que se consigue agradar o caer bien; esto ayuda a fortalecer lazos afectivos con nuestros seres queridos y conocer gente nueva, que puede ser, contactos profesionales, nuevas amistades o quizá el amor deseado.


La seducción es una importante habilidad social e intelectual que atraerá a la gente hacia ti, afortunadamente es posible desarrollarla, siendo  cautivador a través de la simpatía, haciendo que los demás se sientan a gusto y especiales.


Estas son algunas técnicas que te ayudará a incrementar tu poder de seducción. Realmente escucha a los demás. A todos les gusta que se les preste atención, pues a todos nos gusta oírnos y sentirnos importantes.

Al brindar tu completa atención a alguien, es una forma segura de hacer que se sienta extraordinario, pues lo colocas en primer plano.

Cuando quieras impresionar empieza por mencionar alguna duda que pueda dar pie a la narración de una historia, así lograras tu objetivo que es que la otra persona converse, no uses preguntas generales que puedan responderse con sí o no.


Cuenta una buena historia. Para hacerte destacar, hazte experto en contar historias interesantes; saber narrar buenas historias dice mucho de ti, sobre lo divertido y perspicaz que eres.


Además puede crearte fama, haciendo que la gente se sienta intrigada por tu magnetismo.  Pero si narrar historias no es tu fuerte, repasa la primera página del periódico antes de una reunión, estrecha el tema a un par de temas con los que te sientas cómodo y lee suficiente para poder crear tu propia opinión sobre el asunto.


Condúcete acompasadamente.  Una conversación pausada te hace parecer menos ansioso, esto proyecta una clase de confianza e importancia que invita a la gente a quedarse atrapada en cada palabra tuya y a tomarte más en serio.




No presumas tus éxitos. Aunque tengas la historia más fabulosa, actúa con modestia para no parecer odioso. La gente emplea mucha energía tratando de demostrar cuanto sabe, la inteligencia es una virtud admirable, pero cuando presumes, te ganas la antipatía de los demás.


No descuides los detalles. Todo lo que no expresas con palabras, juega un importante papel en tu encanto personal, por eso tu expresión corporal debe resultar agradable.


Recuerda, el poder de seducción abre puertas a relaciones nuevas, mejorar las actuales, nuevos negocios hasta mejoras laborales. No desaproveches la posibilidad de desarrollar tu poder de seducción, aprende a ganarte a la gente sin pronunciar ni una sola palabra atrayéndolos hacia ti.


Por Lic. Janet Delgado González

Especialista en RH y Desarrollo Humano

direcció[email protected]

www.direccioneficaz.com

Si quieres aprender a vender como los mejores, te sugerimos inscribirte ahora en nuestros cursos gratis (haz clic en el nombre del curso de tu interés):

Técnicas profesionales de ventas
Satisfacción del cliente