Ejercicios para la belleza

¿Necesita una excusa para ir al gimnasio? Hay una gran cantidad de beneficios relacionados con la belleza que se producen al hacer ejercicio de forma regular:
  
  


Tal vez usted esté motivado por el deseo de perder peso, tonificar sus muslos,
darle forma a sus hombros o modelar su zona abdominal.

Tal vez usted hace ejercicio para prevenir algunos de los principales problemas
de salud, como las enfermedades cardíacas, la diabetes o el cáncer.

 


Pero, ¿ha considerado alguna vez los importantes efectos que el ejercicio puede
provocar en la piel o en el pelo? ¿Qué hay de su libido o sus patrones de sueño?

La próxima vez que necesite un incentivo extra para decidirse a ir al gimnasio,
échele un vistazo al menú de beneficios relacionados con la belleza que genera
el ejercicio y, si no comienza a moverse con esto, probablemente nunca lo haga.


1. Obtenga un resplandor instantáneo


Olvídese de las lociones de lujo y las costosas

lo
ciones,
hacer ejercicio es una de las mejores maneras de nutrir y revitalizar las
células saturadas de la piel.

Antes de invertir en otra máscara de tratamiento facial, pruebe realizando una
caminata enérgica o trotando.


Al hacer que su corazón bombee y aumente su circulación, su piel obtendrá una
dosis extra de sangre oxigenada, lo que estimula la desintoxicación y la
renovación celular.

¿Alguien dijo resplandor post-entrenamiento? Tenemos la tendencia a centrarnos
en los beneficios cardiovasculares de la actividad física, que son realmente
importantes. Pero cualquier actividad que mejore la circulación también
contribuye a mantener la piel saludable y vibrante.

2. Reduzca la celulitis




Además de combatir sus rollos y contribuir a generar una silueta bien
proporcionada, el yoga podría ayudarle a deshacerse de sus muslos esponjosos.

La celulitis es un síntoma de la reducción de la circulación de la linfa.

Para aquellos que no hayan prestado atención en la clase de biología, la linfa
es el fluido corporal que contiene los glóbulos blancos.


El

yoga contribuye a que la linfa fluya más libremente a través de las zonas
adiposas, a eliminar las toxinas y a reducir la celulitis. Las inversiones y las
posturas invertidas, son particularmente positivas. Si quiere algo novedoso,
pruebe con el Putkisto.

3. Estimule su libido


Si su libido no ha estado en su mejor momento últimamente, podría ser un buen
momento para ir al gimnasio.

No, no es para mirar a los culturistas que estén ejercitando allí; incluso sin
el estímulo visual, el ejercicio tendrá un efecto fisiológico y psicológico
sobre su
deseo.


Realizar ejercicio aeróbico o de fuerza regularmente, puede aumentar su
resistencia, mejorar su imagen corporal, elevar su estado de ánimo y mejorar su
libido.


4. Revierta el proceso de envejecimiento


Correr en la cinta o en la máquina elíptica durante 30 minutos puede ser una
forma instantánea de eliminar la tensión, ya que contribuye a aumentar los
niveles de ciertas sustancias químicas cerebrales como la serotonina, la
dopamina y la norepinefrina, que producen efectos calmantes.

Lo fascinante, sin embargo, es que el ejercicio puede contribuir, a nivel
celular, a revertir el efecto del estrés en nuestro proceso de envejecimiento.

En un estudio realizado en 2011, investigadores de la Universidad de California
hallaron que las mujeres estresadas que realizaron ejercicio intenso durante un
promedio de 45 minutos en un período de tres días, presentaban células con
signos de envejecimiento significativamente menores en comparación con las
mujeres que no realizaron ejercicio activamente.

5. Duerma mejor


La Fundación Nacional

del Sueño afirma que hacer ejercicio por la tarde puede ayudar a alcanzar un
sueño más profundo y a reducir el tiempo que le lleva quedarse dormido.

Al dormir profundamente, el cuerpo segrega una hormona de crecimiento que ayuda
a reparar y reconstruir los tejidos del cuerpo; esto es de gran importancia para
mantener la matriz de colágeno y para generar ese resplandor de juventud que
proviene de una buena noche de sueño.


6. Combata

el acné


No deje que las afecciones dermatológicas como el acné, la piel rosácea o la
psoriasis le impidan levantarse del sillón.

Transpirar un poco realmente ayuda a eliminar los residuos celulares del sistema
y a corregir los desequilibrios hormonales que pueden causar el acné adulto.

Por supuesto que, si usted es propenso a padecer manchas e imperfecciones, los
expertos recomiendan algunas medidas adicionales para cuidar su piel.

Asegúrese de utilizar paños de limpieza suaves y sin fragancia, beber mucha agua
al hacer ejercicio para evitar la deshidratación y, en especial, nunca hacer
ejercicio usando maquillaje.


Si usted es un adicto al ejercicio y también sufre de acné adulto, trate de
incorporar un poco de yoga en su rutina, para reducir sus niveles de hormonas
suprarrenales del estrés.

Esto le ayudará a aclarar su piel, dado que las hormonas del estrés y el acné
están muy relacionados.

7. Disfrute de un cabello espectacular


Transforme su pelo dañado en una cabellera voluptuosa, sin necesidad de pasar
varias horas en el salón de belleza.

El ejercicio regular mejora el flujo de sangre hacia el cuero cabelludo,
manteniendo el cabello más fuerte y saludable.


Sus folículos pilosos se nutrirán con el flujo de sangre oxigenada, que
transporta antioxidantes hacia esta zona, destruyendo los radicales libres antes
de que puedan dañar su cabello.

El ejercicio también es un gran alivio para la tensión. Un bajo nivel de estrés
implica que es menos probable que su pelo que sea frágil o, peor aún, que
comience a caerse.

 Joey Atlas
es especialista en
Embellecimiento Corporal Femenino y autor de “Cuerpo
sin Celulitis
“, que encontrarás haciendo
clic aquí