Ejercicios para combatir la flacidez

Los brazos son la parte del cuerpo en donde primero suele aparecer la flacidez, situación que acompleja a las mujeres. Ejercicios para combatirla
  
  

La cara interna de los brazos es una
de las ubicaciones donde primero se devela el paso del tiempo.

La flacidez que se
presenta en la zona acompleja tanto a las mujeres que lo único que desean es
cubrir esa área aunque haga calor, pero la solución es más fácil de lo que
parece, ya que con ciertos ejercicios y un poco de constancia se puede revertir
la realidad y lograr que los brazos se endurezcan y luzcan bonitos otra vez.


A tener en cuenta respecto a la
flacidez


Lo primero y principal
es el uso de una buena crema hidratante y reafirmante. Hay incluso unas
especiales que se venden para otorgar firmeza a la zona y regenerar la piel de
los codos que durante el invierno se suelen resecar con frecuencia.
 


El ejercicio con pesas
es una muy buena opción. No es necesario ir a un gimnasio ya que se puede
practicar la destreza mientras se mira televisión. Así, se estará entretenida
mientras se logra fortalecer los músculos.
 


Exfoliar la piel de
brazos y codos es recomendable para eliminar las células muertas y facilitar la
regeneración celular.
 


Si los codos están
rugosos en exceso, una fórmula casera es la de aplicar yogurt en la zona y dejar
actuar unos veinte minutos. Enjuagar con agua tibia. Otra opción es la de
colocar en los codos, rodajas de melón o sandía y esperar treinta minutos.



Ejercicios contra la flacidez


Lo ideal es realizar un
trabajo aeróbico durante quince minutos para aumentar la temperatura del cuerpo
y evitar dolores o desgarros. Con veinte minutos de caminata o bicicleta es
suficiente.
 


Para preparar
específicamente el músculo, estirar uno de los brazos hacia el lado contrario y
sostenerlo con el otro brazo durante treinta segundos. Repetir la actividad con
el otro brazo.
 


De rodillas y piernas
cruzadas o unidas y levantadas. Las manos se apoyan en el suelo. Los brazos se
deben tener extendidos. Realizar series de abdominales sin curvar la espalda.

 


De pie. Se flexionan
las piernas. La izquierda colocada delante de la derecha. El talón derecho debe
estar levantado. Flexionar ligeramente el tronco hacia adelante y apoyar la mano
izquierda sobre el muslo derecho.

El brazo derecho debe estar extendido hacia el
suelo. En la mano se tendrá una mancuerna pequeña. Flexionar el brazo derecho
hacia el pecho y luego extenderlo. Ejecutar algunas series y luego realizar lo
mismo, pero con el otro brazo. No se debe curvar la espalda.



De pie. Las piernas
dobladas ligeramente. Pecho hacia adelante, pero no demasiado. Los codos deben
estar doblados y adherentes al busto. En las dos manos se tendrán pesas.

Extender los brazos hacia atrás y retornar lentamente. Reiterar la serie.
 


Colocar pesas en cada
brazo. Extender los brazos hacia adelante e ir alternando el ejercicio de doblar
el brazo y extenderlo. Reiterar cuantas veces se pueda.
 


Sentada, espalda
recta y abdomen contraído. Elevar la mancuerna con las dos manos arriba
del nivel de la cabeza sin que se despeguen los brazos. Bajar la mancuerna a la
altura de la nuca


Para los principiantes, una serie
puede estar compuesta de ocho a diez reiteraciones, con treinta segundos de
descanso y 500 grs de carga. Un nivel intermedio puede constar de una serie de
10 a doce repeticiones, treinta segundos de descanso y 1kg de carga.

¡No esperes más! Quítate todas las dudas y
comienza a

hacer ejercicio
ahora con nuestro curso gratis

Cómo comenzar a entrenarse sin riesgos