Dieta del agua

¿Sabes de qué se trata? Es muy simple, y lo mejor es que no debes cambiar tu dieta, sólo consumir más agua…
La dieta del agua además de ayudarte a adelgazar, te brindara los beneficios de tener un cuerpo bien hidratado. Tu piel mejorara de forma significativa, tu energía aumenta, tus músculos no estarán tan cansados, se reducirá el estreñimiento, los dolores de cabeza y la sensación de hambre.

Al despertar

El cuerpo pierde agua mientras duermes a través de la respiración y la transpiración, por lo que es probable que tengas sed al despertar. Bebe un vaso grande de agua con una rodaja de limón.

Con el desayuno

Bebe un vaso de agua o una taza de té de hierbas antes de salir de casa.

A media mañana

Tomate un refresco de frutar y un vaso de agua.

Almuerzo

Puedes tomarte una sopa, un vaso de agua o un te de hierbas antes de la comida.

Media tarde

Bebe un vaso de agua y merienda algunas verduras crujientes frescas.

Antes de la cena

Bebe un vaso de agua con un poco del jugo de tu fruta favorita

Después de cenar

Bebe otro vaso de agua antes de acostarte.