Detox, la dieta desintoxicante

Desintoxicarse está de moda, y es muy necesario. Pero siempre es necesario informarse antes de seguir cualquier moda, cuando de salud se trata…
  
  


¿Qué es la dieta Detox?

La dieta Detox, es una manera de adelgazar, ganar
energía, y liberar el cuerpo de toxinas, mediante la protección de nuestro
cuerpo del ambiente tóxico en el que se encuentra inmerso, tanto a causa de los
alimentos que ingerimos, como de los ambientes tóxicos, una relación tóxica en
la que se esté implicado, o cualquier tipo de sustancias químicas tóxicas que
nos rodeen.

Lo cierto es que recientes investigaciones han
revelado que nuestro cuerpo recibe muchas sustancias químicas perjudiciales del
ambiente, las cuales acaban en nuestra sangre.


Y si a esto se le agrega el hecho de que a menudo experimentamos estrés, lo cual
quita energía de nuestro cuerpo, y que habitualmente se consumen alimentos poco
sanos, sin dudas será claro que llegaremos a un punto en donde nuestro organismo
necesitará tomarse unas vacaciones.

Por eso, todas las personas, pero sobre todo quienes
tengan una mala dieta, pueden beneficiarse mecho mediante la práctica del
Detox, pues esta es la última tendencia en salud, aunque muchas personas se
preguntan si es un estilo de vida que deberían considerar para sus caso
específico.

En efecto, será importante que se consulte a un
nutricionista para determinar cuál es el régimen alimenticio más adecuado para
usted, sobre todo en
programas de desintoxicación que duren más de una semana.

Por ejemplo, el aporte de algunas vitaminas y
minerales puede ser problemático en una dieta vegetariana, como por ejemplo la
vitamina B12, el calcio y el hierro.

Un nutricionista puede determinar también
si se necesitan suplementos, como un complejo multivitamínico con hierro, o un
suplemento de calcio.


Principios de la dieta Detox

Así como necesitamos enviar al lavadero a nuestro
automóvil de vez en cuando, nuestro cuerpo también necesita de una limpieza.
Los órganos son como los filtros, y los seres humanos necesitan especialmente
cuidar de ellos, lo que significa hacerles una limpieza de vez en cuando.

Una dieta detox clásica, es como una dieta de
limpieza, típicamente del estilo de una dieta vegetariana, a veces incluyendo
ciertos tipos de ayuno, y con elementos que permiten que el cuerpo se deshaga
de las sustancias químicas, estresantes, y otras toxinas, para que pueda
funcionar óptimamente.

De todas formas, cuándo se miran de cerca los
componentes básicos de una dieta detox, se puede observar que la misma
incorpora varios principios bastante tradicionales en la práctica de la vida
sana, tanto en lo que se aconseja consumir como en lo que se aconseja evitar:

A. Para
consumir

1.
Frutas y verduras cultivadas orgánicamente

Los alimentos cultivados orgánicamente crecen sin
pesticidas ni abonos químicos, y, por otro lado, no se modifican genéticamente,
por lo que al consumirlos, no se está introduciendo ninguna sustancia química
en el cuerpo. Para el caso de que no haya otra opción que comer algo no
orgánico, será siempre importante que se le quite la cáscara.

2.
Mucho líquido: agua, jugos vegetales

Los líquidos son importantes para purificar el
organismo, pues ayudan a limpiar los riñones y a que el cuerpo se deshaga de sus
desechos. Algunos expertos en detox aconsejan evitar los jugos de fruta debido
a las altas cantidades de azúcar que los mismos llevan a la sangre.

3.
Períodos de ayuno

Algunos expertos en detox también recomiendan
incorporar un período de ayuno, para que el cuerpo pueda enfocarse en la
eliminación y evitar utilizar su energía para la digestión.

Los programas de Detox típicamente incorporan etapas progresivas de ayuno, ya que uno de forma
inmediata causaría un gran estrés en el cuerpo, aunque este no es siempre el
caso. De todas formas, la mayoría de los expertos en detox de hoy en día no
tienden a utilizar el ayuno, a menos que sean naturistas estrictos.

Además de las restricciones dietéticas específicas,
a menudo se incluyen otras sugerencias, tales como cepillar la piel,
masajearla, y conductas de “desintoxicación de la mente”, como meditación,
visualización, y yoga.


B. Para evitar

1.
Ninguna proteína animal, ni siquiera en cantidades muy pequeñas, y ningún
lácteo

Sucede que las grasas de origen animal causan
inflamación en los vasos sanguíneos, lo que hace disminuir la circulación y la
cantidad de oxígeno entregado a los tejidos. Y para curarse, es necesario el
oxígeno.

Pero además, los alimentos animales, incluyendo los
lácteos, liberan mucho ácido en la sangre. Así, el cuerpo utiliza mucho calcio
para contrarrestar este ácido, lo cual puede producir en las personas un mayor
riesgo de sufrir osteoporosis.

Para compensar las necesidades diarias de proteínas,
los especialistas afirman que es posible recurrir a fuentes vegetarianas,
ingiriendo mucha soja, tofú y legumbres.

2.
Ningún azúcar refinada, harina, alimentos procesados, ni comida chatarra

Demasiada azúcar y harina refinada aumentan la
glucosa en la sangre y provocan desequilibrios hormonales, lo que agrega estrés
al cuerpo. Los alimentos procesados contienen ingredientes poco sanos, como las
grasas trans que el cuerpo debe eliminar con esfuerzo.

3.
Nada de alcohol, cafeína, ni nicotina


El alcohol puede llevar a la deshidratación, mientras que las propiedades
estimulantes de la cafeína y nicotina, ponen al cuerpo en un estado menos
relajado.


Además, la cafeína también promueve la deshidratación. Incluso, algunos
especialistas recomiendan también evitar el té verde a pesar de sus beneficios,
pues contiene cafeína.


Para tener en cuenta

Como se señaló anteriormente, es importante que se
tenga en cuenta que siempre debe consultar con su médico de cabecera antes de
llevar adelante una dieta detox, pues la misma no es apropiada para algunas
personas, como por ejemplo los diabéticos, que pueden experimentar
peligrosas fluctuaciones de su azúcar en sangre, especialmente si toman
insulina.

Asimismo, existen
medicamentos que podrían ser
problemáticas, como los anticoagulantes orales. La dieta detox tampoco se
recomienda para las embarazadas ni quienes amamanten, ni para las personas con
desórdenes alimenticios como bulimia y anorexia.


Posibles efectos secundarios

La
dieta Detox no es necesariamente una experiencia cómoda, pues puede también
incluir efectos secundarios como dolores de cabeza, fatiga, mal aliento,
constipación, e irritabilidad.

Y si quieres aprender los secretos para vivir más y mejor a través de la
comida, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de
Nutrición saludable
, haciendo clic
aquí
.