Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Destinos ideales para visitar en Navidad

Pasar unas fiestas distintas es posible. Si se tienen algunos días libres, una alternativa diferente es poder permitirse el viajar con familiares o amigos para descansar y disfrutar a la vez de esta época tan especial, llena de ilusión y buenos augurios
  
  


Tomarse un respiro y alejarse de la rutina diaria es una buena excusa para
celebrar
estas fiestas. Al avecinarse esta época del año, muchas personas siente
la necesidad de hacer algo diferente,  dejar atrás aunque sea por una única vez
las visitas tradicionales, los clásicos paseos de todos los años y tener la
opción de degustar otras comidas.


Si se dispone de la suerte de tener algunos días de descanso, quedarse en casa
no es una opción ya que con poco dinero se puede conseguir pasar unas fiestas
inolvidables junto a los seres queridos.

“En general, la gente que intenta programar una salida cuando se avecinan las
fiestas, lo hacen para poder desconectar de la realidad y comenzar el año de un
modo distinto y renovado.

 Se busca como factor prioritario el descansar y no
tener que encargarse de nada, sino ser atendido ya que durante el año no paran
ni un minuto
”, sostiene la guía de turismo argentina, Patricia Taiah.

Tradiciones de Navidad para conocer
y disfrutar


En Australia, las casas se decoran con hojas de palmera, flores exóticas como la
tradicional campana de
Navidad
que tiene sus bordes amarillos. Durante la noche
los fieles acuden a los templos.


En China la decoración de los árboles es de papel. La fiesta está orientada
hacia los más pequeños. Se arman faroles, flores y cadenas.


En Londres, la gran feria de Navidad de Dickens es la atracción por excelencia.
Fue creada en 1970 y hay espectáculos de magia, bailes y shows especiales. En el
muelle de la ciudad se cantan villancicos y es posible ver pasar en trineo a
Santa Claus


Si no es posible hacer un viaje extenso, los spas o centros de relajación son
sitios apropiados para pasar unas navidades distintas.

 “Estos lugares no
solamente disponen de los últimos avances tecnológicos para que las familias se
sientan a gusto, sino que ofrecen ya muchas posibilidades que completan esta
alternativa como el hospedarse por un precio razonable y en donde los más
pequeños también pueden divertirse.

Hay shows y cenas especiales según sea el momento del año en el que se
contraten los servicios. Lejos ha quedado la idea del spa en donde se hacen
masajes y nada más.

 La oferta es muy completa, con paquetes especiales según
sean las necesidades de los integrantes del grupo y lo más bonito es que son
clientes fieles que suelen repetir la estadía año tras año
”, comenta la
especialista.


Si se dispone de varios días, visitar una gran ciudad es siempre una buena idea
para estas fechas. La decoración que se pone de manifiesto en las calles es
realmente muy atractiva y digna de ver, como también los son los mercadillos
navideños y las ferias que durante los días anteriores a esta celebración
comienzan a organizarse por las calles de pueblos y ciudades en donde se venden
artículos de todo tipo relacionados con la festividad como por ejemplo figuras
de cristal, velas, juguetes de madera, adornos y comidas típicas de la
Nochebuena.


Si se opta por un destino internacional, cambiar de aire es una propuesta muy
saludable. Visitar el Caribe en esta época del año puede ser realmente una
decisión muy acertada para disfrutar de la playa, el calor y unas condiciones
climáticas agradables. Por el contrario, si se está acostumbrado a pasar las
fiestas rodeado de unas temperaturas muy calurosas, se puede cambiar e
inclinarse por la visita a un sitio donde el clima sea más frío.


Las opciones son muy variadas y todo dependerá del tiempo disponible y el dinero
que se pueda invertir en un descanso distinto al conocido hasta el momento.

Todos los viajes dejan en nosotros huellas
imborrables, que reviven al transmitir a otros nuestras experiencias.
Y, al hacerlo, podemos ayudar a otros a alcanzar su viaje soñado.
¡Hazlo tú también !!

Envíanos ahora tus experiencias, consejos -o el relato completo- de ese
viaje que tanto recuerdas,
a
[email protected]