Decoración japonesa

Las claves del estilo japonés de decoración se centran en lograr sencillez, orden y naturalidad ya que la idea es llegar al hogar y poder encontrar un ambiente de paz y tranquilidad. Le proponemos qué tipo de mobiliario y accesorios conforman este estilo...

Para poder conseguir una decoración japonesa, hay que tener en cuenta que ésta se destaca por la sobriedad y la colocación de pocos objetos ya que se privilegia la vida sencilla. Los muebles a adquirir deben ser solamente los necesarios y las líneas, muy puras sin detalles ni exageraciones que opaquen ni dificulten la visión.

Los materiales característicos son el bambú, algodón, lino, papel de arroz y madera. Los colores que se utilizan son el blanco, marrón claro, beige, negro y algunos toques de rojo o verde para lograr un poco de intensidad.

En cuanto a los accesorios que conforman el estilo japonés, se encuentran los faroles, las fuentes, las estaturas, los paneles decorativos, las telas pintadas a mano, las puertas corredizas y los biombos.

Los muebles son muy bajos ya que los japoneses comen y duermen al nivel del suelo. El colchón tradicional japonés es el futón y hay muchas tiendas especializadas en diseño japonés que lo confeccionan especialmente.

Nada de sillas alrededor de una mesa. Hay que colocar cojines en donde se sentarán cada integrante o invitados. En la actualidad hay diseños muy modernos que son ideales para quienes necesitan ahorrar espacio o que viven en pisos muy pequeños.

Hay sillones que a su vez se convierten en camas. Se mantienen en una estatura baja. Durante el día la estructura en donde se coloca el futón es una sala en la que solamente hará falta acercar una mesa baja y durante la noche se despliegan los sillones para dar paso a la habitación. Es una alternativa muy válida para colocar en los monoambientes.

Es mejor si los pisos son laminados. Las alfombras no se utilizan y tampoco los suelos de mármol. El uso de cojines para darle un poco más de vida a la cama es bastante frecuente.

La iluminación es otro de los factores a valorar ya que ésta debe ser muy suave para conseguir que los ambientes sean realmente relajantes y la propia energía se encuentre equilibrada con toda la energía del hogar.

Si lo que se desea es destacar una zona especial de la casa como un rincón de la sala principal, se puede pensar en colocar una fuente o una estatua.

Si se escoge la primera elección, el agua debe fluir constantemente para asó obtener el importante equilibrio que tanto se manifiesta en la cultura japonesa. Debe existir siempre armonía entre el ying y el yang.

La decoración no está exenta de esta máxima oriental y debe tenerse muy en cuenta a la hora de comenzar con el diseño interior del hogar.

Quienes se inclinen por este estilo, deben ser personas organizadas y sumamente ordenadas. La pulcritud es otra de las virtudes que hay que considerar.



Yolanda Río-Pérez, decoradora y especialista en viviendas, ayuda a miles de personas a decorar sus hogares con personalidad y buenos criterios.
Comienza a redecorar tu hogar con los consejos su último libro “Feng Shui fácil para principiantes”, que está disponible haciendo clic aquí.