¿Cuál es la mejor manera de dar dinero a los niños?

¿Funciona dar una mesada fija a los niños? ¿Cómo debe calcularse la cantidad de dinero que los padres dan a sus hijos, para enseñarles el valor del dinero y lo importante que es ahorrar?

No todas las familias disponen de la posibilidad de brindar una paga a los hijos, pero si se tiene la oportunidad de conceder a los niños un dinero simbólico cada mes, puede ser una buena manera de integrarlos a lo que significa la economía, el gasto y el ahorro.

Si la decisión de los padres es otorgar a los hijos algo de dinero, hay que establecer determinados criterios y no salirse de ellos para no confundir a los niños y tampoco para enturbiar el verdadero motivo de esta acción.

Los niños a partir de los siete años comienzan a tener conciencia de lo que es el dinero. “Ya saben sumar y restar. Comienzan a hacerse responsables y a entender que deben colaborar en el hogar y ser responsables académicamente hablando.

La paga mensual es una buena oportunidad para ponerlos a prueba y que empiecen a transitar por un camino distinto y más serio en donde se destaque el valor y el verdadero sentido del dinero”, comenta la psicopedagoga española, Amparo Fernández.

1.- Establecer una paga fija al mes hace que los padres no tengan que cumplir con todos los caprichos de los pequeños. Ellos deben aprender de a poco a distribuir sus preferencias, a inclinarse por una cosa u otra según sea el presupuesto que tengan y deben aprender a valorar el dinero y priorizar sus intereses.

2.- Los padres deben poder establecer la paga teniendo en cuenta el rendimiento y la obediencia del hijo. “No es un modo de chantaje, sino una manera de estimularlos a que hagan lo que es correcto.

El esfuerzo que hacen los padres para darles un dinero, debe ser también recompensado con buenas actitudes, buenas calificaciones y un buen comportamiento”, determina la psicopedagoga española.

3.- “La paga es una herramienta pedagógica importante. Una vez establecida, el acuerdo entre padres e hijos debe quedar muy claro. Las normas las ponen los adultos y los niños deben respetarlas.

Solamente si ambas partes están de acuerdo se podrá seguir adelante con esta idea”, destaca la profesional.

4.- Si el niño tiene entre siete y doce años, es importante que los padres guíen al hijo para que el dinero sea bien utilizado. “No siempre los pequeños saben distinguir entre algo que desean y algo que verdaderamente necesitan.

Los adultos son quienes deben ayudar a sus hijos a formar un criterio adecuado con respecto a la utilidad que deben darle al dinero”, argumenta la especialista.

5.- Más allá de brindar un incentivo monetario, los padres deben tener en claro que siguen teniendo que cumplir con la manutención de los hijos, sobre todo si son menores de edad. “La paga mensual es un acto simbólico.

Debe servir para comprar algún juguete que se ha ansiado mucho y que gracias al ahorro del pequeño, se puede comprar, y para gastos pequeños que enorgullezcan al niño, pero nunca para satisfacer necesidades que deben quedar cubiertas por los padres”, revela la experta.

Cabe destacar que el acto es voluntario y que los padres son quienes mejor conocen la personalidad de sus hijos para saber si están preparados para asumir este desafío.

“Nadie mejor que ellos para determinar cuándo los niños están en una edad adecuada para comenzar a darles un poco de responsabilidad e independencia en cuanto a decisiones económicas”, finaliza diciendo la profesional.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero haciendo que el dinero trabaje para usted !! (que es lo que hacen los inversionistas)

Para ello, le invitamos a inscribirse ahora en nuestro curso en Internet para Inversores gratis Aprenda a Invertir y Administrar su dinero