Costa Rica, natural y cautivante

Más cerca del norte que del sur, Costa Rica se presenta como un típico país centroamericano con aires caribeños cuyo territorio se baña entre las costas del océano Atlántico y el Pacífico y que en su suelo parece albergar a todos los ecosistemas, volcanes incluidos, pese a su pequeña extensión…

Caracterizado como un país verde, por el gran cuidado estatal en torno al medio ambiente, tiene un relieve mayormente montañoso a excepción del gran valle central, ubicado en el centro del país.

La llanura costera del Caribe tiene poca altitud y está parcialmente cubierta de selvas tropicales.

El punto más alto en el país es el cerro Chirripo, cercano a los 4mil metros de altura, quinto pico más alto en América Central.

El volcán Irazú es el más alto y una de las postales características del país tiene 3432 metros por sobre el nivel del mar.

Y junto a otros volcanes pueden visitarse en los distintos parques nacionales que los albergan y permiten ver sus lagos de colores que parecen retocados digitalmente.

Turismo ecológico, aventura en balsa o recorriendo la jungla, buceo, avistaje de aves o simplemente, relax y descanso, este país ofrece opciones para todos los gustos, siempre rodeado por sus inigualables playas de arenas blancas.

Aproximadamente el 20% del territorio se constituye como Parques Nacionales y Reservas.

Entre los Parques Nacionales y Reservas Nacionales más conocidos están: Chirripó, Santa Rosa, Guanacaste, Corcovado, Totuguero, Arenal, Poás, Irazú, Cahuita, Cabo Blanco, Manuel Antonio en Quepos, Braulio Carrillo. También hay varios humedales protegidos y la internacionalmente famosa Reserva Privada de Monteverde.

En Costa Rica, exótico no quiere decir incómodo y natural no significa que uno se iluminará con la luz de una vela.

En el país han sabido conjugar el turismo y el cuidado de la naturaleza con excelentes resultados que ofrecen playas cristalinas, ríos limpios, selvas tupidas, bosques vírgenes y una fauna digna de The National Geographyc.

Irazú es una de las paradas obligadas para todo aquel que visite Costa Rica. Ubicado en la Cordillera Volcánica Central, todo el parque que lo alberga está hecho de material volcánico, con una irregular forma y cinco diferentes cráteres, algunos de los cuales contienen hermosas lagunas de colores turquesa.

Desde la localidad de La Fortuna se accede a los diversos balnearios que aprovechan las aguas termales del volcán Arenal.


El cono volcánico que le da nombre a este volcán es de una simetría casi perfecta. Los manantiales que surgen en la ladera norte del volcán han dado origen a varios complejos con piscinas naturales de aguas termales, cascadas y riachuelos diseminados entre hermosos jardines.


Además de los balnearios privados existen diversas pozas de libre acceso que son frecuentadas por la población local.

Y si las termas no alcanzan, por qué no un día de puerto en el Puerto Viejo de Talamanca, una pequeña localidad de pescadores que un buen día fue "descubierta" por jóvenes que la volvieron un paraíso turístico con tiendas, bares, hostales, escuelas de surf y de buceo.

En bicicleta, uno de los medios de transporte mas populares, se puede conocer otras playas de la zona como por ejemplo Punta Uva, ubicada a 10 kilómetros del pueblo y que posee aguas quietas color esmeralda, palmeras y arena blanca que la transforman en un imperdible destino con aires de paraíso.

Las playas paradisíacas del Parque Nacional Cahuita que está localizado en la ciudad de Cahuita, ofrecen además de su agua y su arena, una rica vida marina que vive en los diversos bosques acuáticos, donde florece el coral cerebro.entre aguas mansas y cristalinas y en la superficie, árboles de coco (cocoteros) que parecen dibujados por su belleza.

Justamente, si de cocos se trata, está la maravillosa Isla del Coco, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad ostentando las 2.400 hectáreas de superficie, que la convierten en la isla deshabitada más grande del planeta y también la única isla del Pacífico cubierta de bosque tropical siempre verde, debido a las abundantes y torrenciales precipitaciones.

Y para quienes buscan algo más que playas, el Museo del Oro de la ciudad de San José posee una de las más importantes colecciones precolombinas del continente, 1.600 piezas de oro moldeadas por las comunidades indígenas que habitaron la región a partir del año 300.

Una maravilla para los ojos que se impresionan ante tales riquezas. Además, no hay que olvidar el paso por Guayabo que es el sitio arqueológico más importante y de mayor tamaño descubierto en Costa Rica, ubicado en las laderas del volcán Turrialba, donde arcos y acueductos resisten el paso del tiempo.

Para terminar, no hay que dejar de lado el tour por el Teatro Nacional de la ciudad de San José, que es el principal teatro de la ciudad ubicado a un lado de la plaza central. Realizado a fines del siglo XIX, su arquitectura neoclásica es asombrosa y digna de ser admirada para perderse luego en la Plaza de la Cultura, el centro de la ciudad de San José.


Por último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas en el idioma de los países que va a visitar. Puede hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros cursos gratis de idiomas (haga clic en el nombre del curso):

Curso de inglés gratis
Curso de francés gratis
Curso de italiano gratis
Curso de portugués gratis

Curso gratis de español para Extranjeros

Curso de alemán gratis
Curso de ruso gratis