Corazonazos en red

En estos momentos de tanta exigencia y exposición, el miedo digitado se instala con facilidad en nuestras vidas, en muchos casos paralizándonos. A veces porque esta generación de mas de 40, tan golpeada, vapuleada y esquilmada, ve amenazada por enésima vez su inquebrantable fortaleza, esta que le permitió resurgir de las cenizas de dolor, desaparición y muerte.

 

A veces porque mirando a nuestros hijos, nosotros, sobrevivientes de los ’60, los que íbamos a cambiar el mundo trocando balas por flores, nos preguntamos ¿qué van a hacer ellos?, ¿Cómo lo harán? ¿Podrán aquí, en su tierra?

Y escuchamos, nosotros, los que aborrecemos las armas, las coimas, el amor mentiroso y las caretas, cómo muchos vuelven a decir que hace falta mano dura… sangre…una revolución…

Yo quiero contarles que creo que esta revolución de los maduros es posible.

Que podemos tomar las armas del Amor, el Respeto y la Verdad y acudir NUEVAMENTE a poner el pecho para cambiar el mundo.

Solo que esta vez, en lugar de corazas deberíamos abrirnos a luchar con corazón.

¿Síndrome de Peter Pan? ¿Sueños locos de veterana? ¿Loca inocencia?

Puede ser..

Después de todo, el sábado llevé a mi ahijado a ver Peter Pan y descubrí como conserva su frescura y su mensaje de Alegría y Confianza. Cómo el amor manda y la alegría permite volar.

Y que un movimiento de cambio puede surgir de "noimportadonde" (¿o "el País de nuncajamás”?)

No estoy hablando de cacerolazos (a los cuales me sumo) estoy hablando de CORAZONAZOS.

Hace 20 años o más que me dedico a facilitar en otros el despertar de su propio Maestro Interno, o su Niño Interior como quieran llamarle. Hace 11 que Reiki entró en mi vida y dio sentido y orden a mi Tarea. La Programación Neurolinguística, completó el cuadro con sus herramientas de lo que he dado en llamar Comunicación Consciente.

Yo también tengo miedo a veces, y enojo, ira, decepción y baja autoestima y …. Sólo que en vez de negarlos, “enfrentarlos”, o “vencerlos”, dejo que afloren en llanto, o en temblequeo y pido una mano hermana que me ayude a transitarlo y transformarlo en Amor.

Ahora, casi siempre puedo.

Ver como quienes llegan a aprender Reiki o a hacer algún taller entran oscuros y salen “brillositos” de amor, me lleva a pensar que podemos empezar en nosotros y con nuestros amigos y familia a plantearnos RELACIONES VERDADERAS… relaciones de mirarnos a los ojos, de preguntarnos qué necesita el otro ( y preguntarle) y de pedir lo que yo necesito…

De juntarnos a soñar otro Presente, de solidarizarnos y ver REALMENTE cuanto tengo y cuanto me sobra todavía.

De recuperar el mate con amigos, el dígalo con mímica, el amor a la mañana rapidito y profundo y el de la noche largo y con recovecos…

De divertirnos y compartir, conectarnos y repartir.

Qué se yo…tantas cosas se me ocurren cuando me desligo de la tele y el banco y abro el farito del medio de mi pecho!

YA SE!, ya sé que hay que pagar la expensas, la luz, el gas, el cable, el servidor, la cuota, el auto, la ropa, los zapatos, los libros, la comida…(cuántas cosas y cosas, y cosas) pero creo que si estamos un poco más felices, un milímetro más juntos, un poquitito más disponibles todo será más fácil.

Hasta Pronto

Por Diana Cristina Coppola

Soñadora, romántica incurable (gracias a Dios/la Diosa), apasionada por mi tarea, con ganas de vivir y compartir misiones.