Compremos una casa

Si se te ha cruzado esta idea por la mente, tal vez debas considerar algunas cosas antes de elegir este largo camino. Algunos consejos.
Compremos una casa

Ya es hora de…

H
ace años que vive con su pareja, son felices y planean estar toda la vida juntos. Comprarse una casa: el único paso que les queda por dar. Para muchas parejas homosexuales, comprar una casa es el mayor símbolo de compromiso posible, es el camino por donde construir una familia.


Existen relaciones que no están hechas para dar este paso: transitar la senda de pedir un préstamo o de invertir todo lo que tienen en una casa es un costo demasiado alto. Tal vez porque simplemente no es lo que desean o porque no están preparados para ese tipo de compromiso.

Carrera de largo aliento

Asegúrese de que su compañero y usted son financieramente estable, recuerde que éste puede ser un largo camino de años. Si alguno lo abandona por la mitad, todo el esfuerzo no habrá valido la pena. Si alguno tiene planes de mudarse, de estudiar en otra ciudad o país, de viajar o conseguir un trabajo fuera, no se embarquen en algo que tal vez los dejen atados a un lugar.

Tengan en cuenta los gastos que acarrea ser dueño de una casa, además de las cuotas del préstamo existen impuestos, reparaciones y servicios que cuando alquilaban no debían pagar. Si alguno piensa hacer carrera en una empresa puede hacer la carga más liviana de llevar.

Tal vez en unos años su sueldo se duplique, de modo que deben planificar con cuidado qué tipo de préstamo solicitar. Observe su historia financiera antes de acercarse a solicitar el préstamo. Si existen cuentas impagas, o debe dinero a su tarjeta de crédito, regularice su situación. De esta forma, tendrá mayores facilidades de pago.

Antes que nada, deben tener una considerable cantidad de dinero ahorrado: cualquier mudanza necesita cierta inversión y, además, el pago de la primera cuota de un préstamo llega mucho antes de lo pensado. Si apenas llegan a pagar el alquiler, tenga en cuenta que deberá desembolsar aún más dinero para comprar una casa.

Tal vez deba esperar un tiempo hasta poder regularizar su economía. Deben considerarse otros deberes, más allá de los financieros, que se adquieren al momento de comprar una casa: reparaciones periódicas, mantenimiento, limpieza, etc.

Si ninguno de los dos está en casa mucho tiempo resultará difícil, son tareas que llevan mucho más tiempo de lo que se cree. Tal vez deba esperarse hasta el momento en que tengan algo más de tiempo para ocuparse de la casa y disfrutarla.


Para aprender cómo expresar y controlar tus emociones, inscríbete ahora en nuestro curso gratis haciendo clic aquí.