Cómo teñirse el pelo en casa

A las mujeres les encanta cambiar el look, y el primer paso para adquirir un aire renovado se ve reflejado en el cabello. Consejos y sugerencias para teñirse el pelo una misma y saber qué color beneficia a cada una…

El rubio jamás pasa de moda y es el color más pedido por las mujeres e incluso por los hombres.

Un buen color rubio es complejo de lograr y hay que tener muy en cuenta el color de las cejas y pestañas ya que si éstas son muy oscuras un color muy claro quedará mal ya que el contraste no da un lindo efecto”, aconseja el estilista francés Pierre Valeurant, dueño de una cadena de peluquerías en España.

Lo ideal es no cambiar más de dos tonos por arriba o debajo del propio color y si el cambio es muy drástico sí aconsejo ponerse en manos de un especialista para que pueda lograse el efecto deseado sin arruinar la cabellera”, continúa diciendo. La desventaja de adquirir un color rubio es que las raíces deberán retocarse más a menudo que cualquier otro tono y la mujer debe saberlo antes de cambiar de manera repentina su imagen.

El colorado sienta muy bien para aquellas que tengan piel clara y ojos oscuros, pero es una tonalidad que exige sumo cuidado. Los baños de crema son ideales para mantener el teñido saludable y aunque muchas mujeres no se animen, suele dar un aspecto de elegancia y sensualidad.

El castaño es el más elegido por las mujeres y el color que mejor cubre las canas. Se puede realizar una iluminación que no solamente le dará brillo al cabello sino que contribuye a que no se noten las canas.

El caoba es el menos elegido y las ventas de tintura en las farmacias o perfumerías va en aumento. No se recomienda para aquellas que tengan una piel muy blanca o los ojos claros. De las coloraciones que se van con los lavados es la que más se suele consumir. 

Consejos para teñirse el pelo en casa:

         Primero hay que decidir si se elige un tinte permanente o temporal.  Los especialistas suelen recomendar los temporales para probar cómo queda el aspecto del cabello ya que si no se está conforme con el resultado, éste se irá con los lavados.

En cambio un color permanente contiene amoníacos y otros químicos que dañan el pelo y permanecen durante mucho más tiempo.

         La coloración seleccionada deberá aplicarse dos días después de haberse lavado el pelo.

         Seguir las instrucciones del producto. Se recomienda dividir la cabellera en secciones y distribuir de manera igual el contenido.

         Si el tinte es permanente se deberán retocar las raíces cada cuatro o cinco semanas y si es temporal se deberá aplicar el producto en toda la cabeza cada mes.

Advertencias

         Si se tiene el cabello muy oscuro no se puede pasar a un color muy claro, ya que primero hay que eliminar el color natural con peróxido u otros productos que emplean los especialistas.

Si se efectúa de todos modos este cambio brusco quedarán mechas anaranjadas o cobrizas que no suelen lucir bien

         Si se cambian dos tonos arriba o por debajo del color normal, es muy difícil equivocar el camino ya que el color sentará bien. 

Entre más se quiera cambiar el tono capilar, más riesgos a tener accidentes que luego tendrá que reparar un profesional.

¿Quieres aprender a teñir tu cabello como en la mejor peluquería?

Pulsa aquí e inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Colorimetría y tintes para el cabello.