¿Cómo satisfacerlo?

Para darle lo mejor al otro, debes saber cómo. Conoce cuáles son, TODAS, sus zonas erógenas y aprende a darle todo el placer que está buscando…
Nuevos estudios identificaron las zonas erógenas del hombre. Hay muchas otras partes, además del pene, que debes incluir en la acción para que tu hombre suba la temperatura.

Nuca

Puede que esté lejos del escenario principal, pero es un buen comienzo.

Las estimulaciones en el cuello envían señales al sistema circulatorio, elevando el fluido de la sangre.

Boca y labios

Los labios son una de esas sensibles membranas del cuerpo.

Escroto

Esta suave y sensible membrana que recubre los testículos está rodeada de nervios.

Muslo interno

Esta zona puede requerir de más presión que otras. Prueba con unos masajes o clavando tus uñas suavemente en su muslo interno.

Pene

En lugar de ir directo a la acción, enfócate en toda su forma.

Senos

Al igual que las mujeres, mientras algunos tienen senos ultra sensibles, otros hombres lo sueles disimular.

Prueba pasando tu dedo o lengua suavemente a su alrededor.

Perineo

Este nervio recorre desde el hueso púbico hasta y dentro del muslo.

¿Ya te imaginas todo lo que puedes lograr?

Línea del vello púbico

Quizás sepas que la zona alrededor de hueso púbico es una parte muy erógena en las mujeres. Pues, en los hombres también.

Prueba trazando unos círculos alrededor del área, suavemente.

Cuello

Al igual que la nuca, esta zona está rodeada de nervio que envían señales eróticas a tu cerebro.

Orejas

Además de susurrarle al oído algo sexy, puedes elevarle la temperatura acariciando su oreja con la lengua.

Prueba con estos consejos para hacer que tu hombre llegue a la acción más motivado que nunca…