Home > > Internet para todos

Guía de compras

Cómo saber cuánto te cuesta tu impresora realmente

Lo que muchos posibles compradores de impresoras no entienden es que elegir una impresora únicamente por el precio podría costarles cientos, o incluso miles más, durante la vida útil de la impresora. ¿Por qué? Bueno, estoy seguro de que ha escuchado alguna vez el dicho de que "los fabricantes de impresoras hacen su negocio con la tinta"...

En muchos casos, eso es muy cierto, especialmente en entornos de altos volúmenes de impresiones. Uno puede fácilmente gastar en cartuchos varias veces lo que pagó por la impresora.

Los fabricantes de impresoras publican todo tipo de estadísticas y clasificaciones sobre sus impresoras, como las páginas que imprime por minuto, la resolución, los puntos por pulgada, etc.

Un índice importante es el máximo mensual del ciclo de trabajo de la máquina, que es el número de páginas que el fabricante sugiere que pueden imprimirse sin generarle un desgaste excesivo a la impresora.

Las impresoras de volúmenes bajos, tienen ciclos de trabajo menores, de entre unos pocos cientos y unos miles de páginas, y los modelos de grandes volúmenes, tienen ciclos de trabajo mayores, que en ocasiones llegan a cifras tales como 80.000 o 100.000 páginas, o incluso más.

Las impresoras de altos volúmenes, por supuesto, cuestan mucho más que las de menor volumen.

Las dos impresoras mencionadas en el párrafo anterior, por ejemplo, tienen un precio de casi 300 dólares de diferencia entre ellas.

Pero, como estoy a punto de demostrarle, comprar un modelo de bajo volumen cuando sus necesidades requieren un modelo de alto volumen, puede llegar a ser un error muy costoso.

Los cartuchos de tinta o los tóner, los repuestos, también tienen diferentes clasificaciones, entre ellas "el rendimiento en páginas", es decir la cantidad de páginas que cada cartucho puede imprimir, y el costo por página (CPP).

El CPP es el costo de utilizar la impresora por cada página, la cual se calcula dividiendo el precio del cartucho por el índice de rendimiento por página, y luego multiplicar esa cantidad por el número de cartuchos (sí, ya sé que suena complicado, pero, en realidad, no lo es).

El CPP varía mucho de una impresora a otra, hasta en un total de cuatro o cinco centavos para impresiones en blanco y negro o, incluso, más de 10 centavos para impresiones a color.

Con semejantes diferencias en el costo por página, es fácil ver cómo una impresora con, por ejemplo, un costo de 15 centavos por cada impresión a color, le costaría mucho más que otro modelo con un CPP de cinco centavos.

Imprimir un centenar de páginas en la primera le costará $10 más que imprimir las mismas 100 páginas en esta última. Si imprime 1.000 páginas por mes, usted estará gastando $100 adicionales por mes, lo que equivale a más de $1.000 por año.

Pero ¿y si sólo hay una diferencia de un centavo, o medio centavo, en el CPP entre una impresora y otra? Un centavo por página no parece una gran diferencia, ¿verdad?

Si imprime sólo 100 páginas por mes, no lo será. Pero si usted imprime miles de páginas por mes en su pequeño negocio o en su casa, una diferencia de un centavo puede resultar muy significativa.

Con una diferencia de un centavo por página, 10.000 páginas tienen un costo adicional de $100 por mes, o $1.200 por año. ¡Usted puede comprar tres o cuatro impresoras de gran volumen por ese monto!

Las impresoras de alto volumen también pueden ahorrarle dinero de otras formas: son más rápidas, y el tiempo, después de todo, es dinero.

También, al estar diseñadas para imprimir una cantidad de páginas sustancialmente mayor que los modelos de bajo volumen, las impresoras de alto volumen son mucho más propensas a soportar las impresiones que usted realice.

Además, la mayoría de las impresoras de alto volumen utilizan cartuchos más grandes y de mejor rendimiento, lo que significa que no tendrá que reemplazarlos con tanta frecuencia.

Cómo estimar el costo por página de una impresora



Cada tipo de impresora, ya sea de inyección de tinta o con láser, incurre en un costo permanente de repuestos, ya sean cartuchos de tinta o de tóner, respectivamente.

En otras palabras, cada página que usted imprime tiene un costo, esa pequeña cantidad de tinta o de tóner que la impresora distribuye sobre el papel.

El costo de esa pequeña cantidad utilizada se conoce como “costo por página”, o CPP. El CPP de una impresora es una de las variables más importantes a tener en cuenta al comprar una impresora.

Todo comienza con la producción de páginas de los cartuchos de tinta o del tóner, calculado por el fabricante siguiendo las normas de instalación de la Organización Internacional de Standars, o ISO.

La "producción de páginas" de un cartucho es el número de páginas que el fabricante declara que un cartucho en particular puede imprimir.

La ISO, por supuesto, publica los índices de muchos productos, no sólo de las impresoras, pero las directrices de la ISO determinan los métodos que los principales fabricantes de impresoras utilizan para estimar el rendimiento de los cartuchos.

La otra variable utilizada para calcular el rendimiento en páginas es el coste del propio cartucho o tóner.

Para llegar al CPP de una impresora a color, por ejemplo, se divide el costo del cartucho por el número de páginas que imprime, el rendimiento en páginas.

Supongamos, por ejemplo, que un cartucho de tinta negra para su impresora “Inkjet all-in-one” cuesta US$20, y la calificación del rendimiento de ese cartucho es de 500 páginas.

Para obtener el CPP de esta impresora blanco y negro, simplemente divida US$20 por 500:

Cartucho negro: precio/ Rendimiento en páginas: US$20/500=0.04 centavos por página.

Fácil, ¿no? Las impresiones a color, por otro lado, como utilizan más de un cartucho, requieren una fórmula un poco más complicada.

Hoy en día, la mayoría de las impresoras a color utilizan los cuatro colores estándar de la impresión, que consisten en tintas de colores cian, magenta, amarillo y negro (CMYK); pero algunos modelos de baja gama sólo utilizan dos cartuchos, uno grande de color negro y un cartucho que contiene tres secciones individuales, una para cada una de las otras tres tintas.

Por otro lado, algunas impresoras, como las impresoras fotográficas de alta gama de Canon (como la Pixma MG7120) utilizan seis cartuchos de tinta.

En cualquier caso, el CPP de una impresora color se estima calculando primero el CPP de cada cartucho individual.

Por lo general, en las impresoras que utilizan el modelo CMYK estándar, los tres tanques de tinta de color tienen el mismo rendimiento en páginas y el mismo CPP.

Así que, vamos a suponer, por ejemplo, que el CPP de sus tres cartuchos de color es de 3,5 centavos. Para estimar el CPP de los cartuchos de color, se multiplica el CPP de cada cartucho por la cantidad de cartuchos, y luego se agrega ese total al CPP del cartucho negro, así:

Precio del cartucho color/rendimiento en páginas = CPP del cartucho de color x número de cartuchos de color + CPP del cartucho negro

Es decir, suponiendo que los cartuchos de color tengan un rendimiento de 300 páginas y cuesten US$10,50 cada uno:

US$10,50/300 = 3.5 x 3 = 10,5 centavos de dólar + 5 centavos de dólar = 15,50 centavos de dólar por página.

Tenga en cuenta que los rendimientos en páginas suelen estimarse utilizando documentos empresariales estandarizados por la ISO, en los que la tinta cubre sólo un porcentaje de la página que, en función del tipo de documento, puede variar entre el 5, el 10% o el 20%.

Las fotografías, por otra parte, suelen cubrir la totalidad de la página, lo que implica que cuesta mucho más imprimir una imagen que un documento.

Usted puede preguntarse, entonces, ¿cuál es un costo por página aceptable? Bueno, la respuesta a eso depende del tipo de impresora.

Las impresoras económicas de fotografías (menos de US$150) suelen tener un CPP más alto que las impresoras de negocios de alto volumen, y el tipo de impresora que usted debe comprar depende de varios factores, incluyendo el volumen de impresión estimado.

Si deseas transformarte en un experto en computadoras y comenzar a ganar dinero con esos conocimientos, te sugerimos el curso "Como aprender a diagnosticar y reparar PC''s y Laptops" que encontrarás haciendo clic aquí

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Cómo fomentar el espíritu emprendedor en una comunidad

Cómo fomentar el espíritu emprendedor en una comunidad

¿Alguna vez se ha preguntado como sería el mundo si cada persona tuviera un espíritu emprendedor y pudiera demostrar el verdadero potencial que tiene?

El nuevo look del transplante capilar

El nuevo look del transplante capilar

Un look joven, vital y con personalidad en el campo masculino empieza por la cabeza. Por eso la evolución del trasplante capilar trae una nueva técnica donde el paciente sale inmediatamente con el largo de cabello deseado, no genera incapacidad y los resultados son totalmente naturales

Aprende a hacer tus propios pins

Aprende a hacer tus propios pins

Los días de los prendedores están de vuelta. Y tú no puedes quedar afuera de esta moda. Prepárate para sorprender a tus amigos con los prendedores más divertidos y personales que hayan visto

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: