Cómo mantener la ropa interior en buen estado

Consejos para mantener la ropa interior siempre en perfectas condiciones
  
  


Adquirir una lencería que guste y sea
cómoda no siempre es tarea sencilla. Toda mujer tiene su o sus conjuntos
preferidos de los cuales nunca desearía desprenderse. A veces, es posible
hacerlos durar por mucho más tiempo si se adoptan algunas medidas sencillas.

Consejos
prácticos para cuidar la ropa interior


·
En primer lugar, hay
que comprar lencería íntima de buena calidad ya que es altamente difícil que una
prenda de esta característica pierda su forma o su color y que se dañe al
lavarla.

· Se debe guardar en un
espacio en el que solamente se coloque ropa interior, Mezclarla con otras
prendas y telas acelerará el proceso de deterioro y puede arruinarse con
facilidad.

También es conveniente tener un cajón especial solamente para bragas
y otro para sostenes. Así se evitará que los ganchos de estos últimos lesionen
ocasionalmente la tela de las primeras.

· Hay que tener especial
cuidado con los encajes y no deben ponerse al
sol ya que perderán su color y
lucirán como prendas viejas aunque no lo sean.

· El detergente utilizado
para su higiene debe ser delicado. Con un suavizante basta para lavarlos.
También se puede lavar con jabón de glicerina o para bebés.

· La secadora es un
enemigo fundamental de las prendas sensibles ya que pueden perder la forma, se
estrecharán o estirarán.

· La ropa debe tenderse a
la sombra. Si exigen plancha, debe utilizarse una
temperatura moderada.

· No hay que mezclarla
con ropa de otros colores cuando se la lava. Lo ideal es utilizar una bolsa
protectora y colocar esa ropa dentro.

· La temperatura del agua
para el lavado debe ser fría.

· Para repararlas se debe
usar una aguja bien fina. El cocido debe efectuarse antes de lavar la prenda y
con extremo cuidado.

· No utilizar diariamente
la ropa interior especial, aquella que contenga encajes, metales u otros
detalles específicos se dañan con mayor facilidad. Es mejor preservar este tipo
de prendas para ocasiones especiales.

El adecuado cuidado de la lencería
exige tiempo y dedicación. El lavado a mano, el secado a la sombra y el
guardarla en espacios separados de otras prendas son dos características
fundamentales que harán que las prendas duren por más tiempo.

Recomendaciones
importantes:


·
La ropa de algodón dura
mucho tiempo y evita las alergias. Es más fácil de lavar y resiste mejor el paso
del tiempo.

· La ropa con encajes o
detalles debe ser siempre lavada a
mano ya que en la lavadora se pueden
enganchar y romper con facilidad

· Lavarla a parte ya que
puede desteñir y manchar otra ropa.


¿Crees
que esa barriguita bien cultivada hará que ninguna prenda te vuelva a sentar
apropiadamente
? ¿Te sientes rara cada vez que te miras al espejo y ves
que el 80% de tu cuerpo son “piernas”
?

Si es así, necesitas esta
guía gratis para
disimular los defectos con la vestimenta adecuada