Cómo ligar con las mujeres haciéndolas enojar

¿Por qué habría ella de fijarse en ti? ¿Qué tienes distinto al resto? ¿Cómo hacer para no ser simplemente uno más?

Te lo has preguntado alguna vez: ¿Cómo ser diferente a todos esos hombres aburridos con los que la mujer de tus sueños ha estado en el pasado?  

Bueno, una de las formas de hacerlo es aprendiendo a provocarlas en la forma adecuada —una forma que te muestre como una persona confiada, divertida, y, desde luego, como un desafío—.

O, en otras palabras, de una manera que muestre a la mujer que eres el tipo de hombre que ella quisiera volver a ver.
 

A continuación, te ofrecemos algunos consejos poderosos para que comiences a convertirte en ese hombre provocador e irresistible, capaz de generar cosquillas en todo el cuerpo de una mujer. Sí, en todo el cuerpo.

Solo una advertencia: si bien es cierto que a muchas mujeres les gustan los "hombres rudos" (o directamente malos), hay muchas otras que los detestan.

Pero en el riesgo está la ganancia: si bien hay muchas mujeres que pensarán que eres un idiota si sigues estos consejos, hay muchas otras con las que darán el resultado esperado.

Está en ti tomar la decisión de con quien vale la pena intentarl, pero nuestro consejo es: usa estas técnicas solo cuando todo lo demás ha fracasado…

Consejos para ligar con las mujeres haciéndolas enojar
 

1.      Perfecciona tus instrumentos de contacto

En vistas de convertirte en esa clase de sujeto que puede enloquecer a una mujer con provocaciones y comentarios sarcásticos, debes perfeccionar tus instrumentos de contacto.

Esto quiere decir, concretamente, que deberás convertirte en un maestro del contacto ocular, y que deberás trabajar el tono y el ritmo de tu voz. Todos son importantes.
 

Ve en busca de algunas comedias clásicas en DVD y presta atención a la forma en que los actores pronuncian las líneas que te hacen reír.

Míralas y míralas una y otra vez, y luego practica tus líneas de contacto con las mujeres de tu vida. Si ellas comienzan a partirse de risa, entonces lo estarás haciendo bien.

Por el contrario, si sus rostros no demuestran signos de jocosidad, será conveniente que realices algunas mejoras.

En una de esas, necesitas elegir mujeres más divertidas y seguras de sí mismas para practicar tu número.
 

2.      Sistema de puntos

Siempre que una mujer haga algo sobre lo cual puedas culparla, dile: “Acabas de perder un punto”, como si estuvieras llevando un registro de los puntos que gana o pierde contigo.

La idea es hacerle sentir que si pierde los puntos suficientes, posiblemente no quieras volver a verla. En consecuencia, si ella llega un poco tarde a una cita, infórmale que acaba de perder un punto.

Si a ella le gusta la cumbiay tú prefieres el rock, ella ha perdido otro punto. Si a ella le gusta el brócoli y tú lo odias, habrá perdido otro punto. ¿Lo entiendes? Es sencillo.
 

3.      Elimina la tensión con la gracia

Se trata de una variante del sistema de puntos. Cada vez que ella haga algo que sugiera que podría ser una perdedora, una nerd, o cualquier otra cosa que no vale la pena para ti, dile: “No creo realmente que esto vaya a funcionar”.

Pongamos como ejemplo que vas a encontrarte con una mujer que has conocido online. Nunca se han visto antes personalmente. Puedes llamarla al celular para preguntarle dónde está.

Mientras estás al teléfono tu puedes verla caminar, pero ella aún no te ve. Entonces puedes provocarla diciéndole: “¿Eres tú la que viene cruzando la esquina con chaqueta negra?

Ehhh, bueno… No creo que esto vaya a funcionar. Creo que dejé la hornalla encendida en casa o algo”.

Desde luego, esto funcionará mejor con una mujer verdaderamente atractiva, ya que sin dudas se lo tomará a broma.
 

4.      Usa el sarcasmo

Cuando una mujer dice algo totalmente obvio, puedes reaccionar diciendo: “¿En serio? Wow. Es lo más fascinante que he escuchado en toda la semana”.

Dilo con una sonrisa, haciendo contacto ocular, y con cierto dejo de sarcasmo en la voz. De esta manera, ella podrá darse cuenta que estás gastándole una broma. 
 

5.      Desilusiónate

Digamos que le preguntas la edad a una mujer y ella te dice que tiene 23 años. Finge desilusión. Cuando ella te pregunte qué está mal, dile que tienes por regla no salir con mujeres de más de 17 años.

O, si ella tiene 35, dile que no acostumbras a salir con mejores de 47. La idea es comunicar la noción de que si ella es joven, no es lo suficientemente joven, y si ella es mayor, no lo es tanto.

Lo que hace que esto sea interesante y diferente es que, justamente, es lo contrario de lo que ellas esperan que digas.
 

6.      Adivina su peso

Dile que puedes adivinar cuánto pesa. Luego haz alguna tontería que no tenga relación con su peso, como tomar uno de sus dedos y examinarlo de cerca.

Luego observa su rostro con detenimiento y di: “Debes pesar cerca de… (pausa para un efecto dramático de suspenso)… 345 kilos”.

Precaución: si no quieres herir los sentimientos ajenos, usa esta técnica sólo con mujeres que sean verdaderamente delgadas.
 

7.      El significado juguetón

Agrega un significado juguetón a algo que ella haya dicho. Por ejemplo, si ella te dice que no le gustan los tic tacs de los relojes con manecillas, puedes decirle:

“Por supuesto que no te gustan. No sé bien cómo decir esto, pero ¿sabes que tienes un gran problema de aliento, verdad? ¿Lo sabes, no es así? Dilo todo con una gran sonrisa en la cara, y ella comprenderá el chiste.
 

8.      Abofetea su mano

La próxima vez que ella diga algo que pueda interpretarse como “malo”, “atrevido”, o “desubicado”, pídele que te dé su mano, tómala entre las tuyas, ponla del lado del revés, y propínale una delicada palmada sobre ella.

Si aún no han hecho contacto físico, este jugueteo te ofrece la posibilidad de un agradable punto de partida.
 

9.      Respuestas estúpidas a preguntas estúpidas

Si una mujer te hace una pregunta poco inteligente o irrelevante, como:

“¿Sales mucho?”, contesta algo por el estilo: “¿Quién, yo? No, nunca. Por lo general me quedo en casa, encerrado en mi cuarto jugando a la playstation, ¿lo puedes creer?”
 

10.  Búrlate de sus bromas

Si ella intenta decir algo gracioso (contar un chiste, por ejemplo), déjala terminar, y luego mírala con cara de impavidez. Pregúntale:

“Perdón, ¿se supone que debía causarme gracia?” Mientras más mantengas la cara inexpresiva, mejores resultados ofrecerá esta técnica.
  

¿Quieres conocer los Pasos para Encontrar a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis y comienza a buscar la pareja ideal, haciendo clic aquí.
Y luego, aprende cómo usar la ley de la atracción para encontrar a la pareja ideal