Cómo hacer un bolso en patchwork

El patchwork consiste en unir pequeños trozos de tela y así formar un diseño concreto. Paso a paso para hacer estos modelos una misma...

Esta técnica se llevaba a cabo en la época medieval cuando las mujeres cosían las prendas de los hombres y para todos en el hogar. El patchwork era utilizado por la genta pobre, pero de a poco se convirtió en el hobby de las damas de la alta sociedad que se hacían traer los tejidos de mayor calidad y desde el exterior.

 En la actualidad, siempre es conveniente que las telas que se utilizan sean ciento por ciento de algodón. Pueden ser lisas, estampadas con flores o rayas y de los colores que se deseen.

Con esta técnica es posible confeccionar cojines, mantas, colchas, alfombras de diferentes tamaños y edredones. Los diseños son los más variados y las formas pueden ser geométricas y de muchos colores.

Las rayas también se pueden incluir para formar un contraste característico del patchwork. Los temas navideños, escoceses o florales son los estampados más habituales.

Cómo hacer patchwork:

Materiales:

· Lápices para marcar la tela

· Regla y cutters

· Tijeras

· Alfileres

· Plancha

· Telas de diferentes texturas y estampados

Procedimiento:

Cortar los trozos de tela con la ayuda de la regla para que quede recto y el cutter. Ir uniendo los diferentes trozos de tela mediante costuras con hilo. Planchar cada uno de los extremos. El tamaño es el que uno desee.

Cómo hacer un bolso de patchwork:

Materiales:

· Hilo

· Aguja

· Tijeras

· 32 cuadrados de tela

· Tela de forro

· Dos tiras de tela de 60 centímetros de largo y 10 centímetros de ancho

Confección:

Coser los cuadrados en dos paños de 4 x 4 y unirlas. Esto hará la parte baja del bolso. Cortar la tela de forro de la misma medida. Coserla al revés del bolso y coser en forma de “U” todo el bolso. Confeccionar las asas con los dos trozos de tela.

Ventajas del patchwork

Las telas a utilizar pueden cambiarse constantemente para no aburrirse. El patchwork no requiere de grandes esfuerzos para poder llevarse a cabo. Con su uso se puede decorar el hogar sin gastar mucho dinero.

Las telas coloridas son muy recomendables para lucir en ambientes que no se caractericen por presentar mucho color.

“Si los muebles son tradicionales y en blanco o negro, el patchwork quedará muy bien ya que levantará el estilo del ambiente”, sostiene la diseñadora de interiores española Mina Robledo Lazo.

Otro de los beneficios es que es una excelente terapia para poder hacer una misma ya que es posible aliviar el estrés, relajarse y hacer una manualidad muy útil para el hogar.