Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Cómo hacer que las flores duren más

Las flores pueden permanecer durante más tiempo decorando un ambiente si se siguen algunos consejos básicos como recortar de un modo especial los tallos o evitar determinadas circunstancias climáticas que pueden afectarlas más de lo debido. Guía paso a paso:

Conservar por un tiempo más prolongado las flores es posible si se siguen algunas indicaciones:

1.- En primer lugar, lo más conveniente es situar las flores en sitios en donde no queden expuestas al sol de manera directa. Lo más acertado es ubicarlas en espacios luminosos, pero que no reciban el sol de modo directo.

2.- Ubicarlas en ambientes húmedos, y nunca en lugares secos ya que se estará limitando la frescura de las mismas. Si no se dispone de un lugar apropiado, lo más conveniente es vaporizar las flores de vez en cuando.

3.- Las flores también tienen que colocarse alejadas de puertas o ventanas. Es conveniente evitar las corrientes de aire, los ambientes muy calefaccionados o el aire acondicionado.

4.- Uno de los principales errores que se cometen es el de colocar demasiada agua en los recipientes. Solamente se debe utilizar el agua justa para que los tallos no se pudran.

5.- Es preciso asegurarse de que el plato o jarrón estén sumamente limpios.

6.- Uno de los trucos que se pueden implementar para prolongar aún más la vida de las flores, es verter en el agua dos gotas de vinagre o lejía.

7.- El mantenimiento del agua es muy importante ya que lo más acertado es poder cambiar el agua diariamente. De esta manera, la proliferación de bacterias se verá notablemente reducida.

8.- Se aconseja recortar los tallos una vez cada tres días unos centímetros. La forma correcta de efectuar el corte es realizarlo transversalmente.

9.- Mantener las flores lejos de verduras y frutas ya que estos alimentos desprenden sustancias que perjudican el buen estado de las flores y pueden hacer que duren menos tiempo que el recomendado.

10.- Retirar siempre las hojas o pétalos que vayan cayendo al agua para que se conserve la flor en perfecto estado y el agua mucho más limpia.

Si los tallos contienen hojas, lo mejor es quitarlas ya que absorberán también el agua que debe ser solamente para mantener a la flor.

El tallo, la parte más delicada de la flor:

1.- Si los tallos son pegajosos, antes de colocar la flor en agua es necesario limpiarlos con agua tibia para quitar esa sustancia. Una vez limpios, absorberán mucho mejor el agua. Un ejemplo es el narciso.

2.- Si los tallos son leñosos, es preciso cortarlos un poco antes de introducirlos en líquido. Tal es el caso de las lilas o las rosas.

3.- Si los tallos son lechosos y presentan un jugo blanco se pueden colocar en agua caliente y dejarlos reposar en ella durante veinte minutos.

Domina el arte milenario del bonsai en tu propia casa, hoy mismo con el libro "Tu árbol bonsai", que te enseñará las técnicas más avanzadas para cultivar un bonsai