Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Cómo gozar siempre en la intimidad?

No sabes cómo ni cuándo, pero sucedió. Solías divertirte mucho en la cama, pero de repente, el sexo dejo de ser lo que era…

Llegada la medianoche estás mas expectante por mirar tu serie
favorita que en tener intimidad con tu pareja. La excitación y pasión que había
entre ustedes, desapareció. Incluso sus encuentros se ven predecibles.

La cuestión no está en la falta de interés; te gusta el sexo,
y mucho. Y también quieres a tu pareja. Entonces, ¿qué ocurre?

Existen diversas razones por las que ocurre esto y debes
hacerlo, no eres la única persona a la que le ocurre.

La buena noticia es que no es para siempre. No debes dejar el
sexo, ni a tu pareja.

Toma estos consejos y vuélvete más sexy y feliz:

1. Amate [email protected]

Las personas, pero por sobre todo las mujeres, que tienen una
vida sexual plena, es porque se sienten bien con sus cuerpos.

Deja de centrarte en tus zonas “problemáticas” y céntrate en
las partes que te gustan de ti misma, y a tu pareja también.

2. Has una conexión mente-cuerpo

Piensa en esos momentos en los que te sentías completa con tu
cuerpo.

Cuando uno piensa en una imagen propia negativa, tiende a
desconectarse de su cuerpo. Para restablecer esa conexión, debes hacer algo que
se sienta bien en tu piel.

Pueden ser tratamientos de belleza, pero también puedes optar
por un rato de cosquillas con tus hijos, o simplemente vestir esos jeans que te
encantan.

3. Prométete sexo

No dejes que la rutina les impida tener sexo, pero tampoco
dejes que el sexo sea rutinario.

No caigas en lo mismo de siempre. Espéralo desnuda, apaga las
luces, concéntrate en comunicarle y transmitirle sensualidad.

Permítete sentir como si fuera la primera vez. Si te
aguantas, excítense y esperen una o dos noches para concretar.

4. Agrega emoción

Investigaciones han demostrado que las actividades de
aventura y riesgo estimulan al cerebro por la producción de dopamina.

Reta a tu pareja a una actividad de riesgo, y verás los
cambios en la cama.

5. Explícale como encenderte

Cada persona es estimulada de otra manera. Cuéntale a tu
pareja cuál es tu punto débil.


6. Cambia la rutina


7. Cambia de sitio

Si tu casa te recuerda la rutina, busca un lugar alternativo.
Prueben con un fin de semana afuera o con probar un restaurante o plato que
nunca han probado.

[email protected] Visítalo en el trabajo, véanse en lugares en los
que no suelen encontrarse.

8. ¿El gran secreto?

EJERCITARSE. El ejercicio físico estimula el cuerpo, pero
también el sistema nervioso. Al comenzar a ejercitarte notaras mayor excitación
priscologica y te sentirás más receptivo frente al sexo.