Cómo entrenarte en la cocina

Te contamos cómo tonificar su cuerpo y adelgazar aprovechando todo lo que la cocina tiene para ofrecer como ayuda para ejercitarse. Comencemos…
  
  

Sentadillas con la puerta de la heladera

Párese a un brazo de distancia de la heladera. Coloque las manos en la puerta,
separadas en la medida del ancho de sus hombros. Baje el cuerpo. Levante el
cuerpo.

Recuerde que debe mantener el cuello y la espalda rectos, y los abdominales
contraídos. 10 repeticiones.

Objetivo: pecho, hombros, tríceps

Estocadas con el lavavajillas


Párese frente al lavavajillas, a aproximadamente medio metro de distancia.
Agarrando la puerta, ábrala y póngase en cuclillas. Vuelva a la posición inicial
y cierre la puerta. 10 repeticiones.

Objetivo: espalda, bíceps, glúteos, cuádriceps


Abdominales con la puerta del horno

Siéntese en una alfombra de ejercicio, de espaldas al horno, con la cola cerca
del final de la alfombra. Agárrese de la manija de la puerta del horno, de forma
que sus brazos queden rectos.

Extienda las piernas hacia adelante. Tire de la
puerta del horno para abrirla y, al mismo tiempo, flexione las piernas y
acérquelas a su cuerpo. Extienda las piernas y los brazos, cerrando la puerta
del horno. 10 repeticiones.


Objetivo: abdominales


Inclinaciones en la cocina

Inclínese hacia atrás con las manos en la cocina y los pies apoyados en el suelo
delante de usted. Inicialmente, su cuerpo debe formar un ángulo de 45 grados con
el suelo.

Luego, doble los brazos y las rodillas para bajar su cuerpo a una
posición de 90 grados. 10 repeticiones.

Objetivo: tríceps


Press con botellas

Tome dos botellas de 2 litros, una en cada mano, y utilícelas como mancuernas
para ejercitar los bíceps. Una botella de dos litro pesa alrededor de 2 kilos.
10 repeticiones con cada brazo.

Objetivo: bíceps

¿Quieres
saber cómo preparar
recetas fáciles y
rápidas que quemarán la grasa de tu cuerpo
mucho más rápido que cualquier
dieta? Conoce a Karin Loser y su
Cocina Metabólica
haciendo clic
aquí
ahora