Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Cómo elegir una pinza de depilar

La pinza de depilar es el complemento perfecto de belleza. Cómo elegir la adecuada

Son un accesorio que no debe faltarle a ninguna mujer. Aunque todas las pinzas de depilar cumplen con su cometido, las hay de diferentes materiales y modelos. La diferencia que existe entre unas y otras se esconde en la punta.





Punta fina:
Ideal para quitar los vellos de manera completa sin dejar el bulbo piloso. Recomendable si hay vellos encarnados.

Punta redonda: Su forma dolorosa hace que sea menos doloroso el tirón. Eficaz para aquellos vellos largos. No es la mejor opción si son cortos o finos.

Punta diagonal: Excelente para arrancar los vellos crecidos. Su forma permite quitarlos uno en uno.

Punta curva: Es la más usada. Extrae con mucha precisión.

Punta cangrejo: Son livianas y las más económicas del mercado. Deben reemplazarse cada dos o tres meses ya que suelen deformarse con facilidad.

Recomendaciones:

Las confeccionadas con acero inoxidable son las más adecuadas. Las de níquel son las más durables.

Lavarla antes y después de su uso con alcohol.

Aplicar vaselina en todo el contorno de las cejas antes de ejercer la depilación.

El lugar ideal para depilarse es aquel con mucha luz.

Es fundamental contar con un espejo de aumento.

A tener en cuenta:







Para mejorar el aspecto de unas cejas rectas, se puede crear un arco al depilarse para darle expresividad al rostro.

Si las cejas tienen un arco pronunciado y angular hacen que el rostro luzca enojado. También se puede solucionar con la correcta depilación, eliminando el exceso de arco.

Las cejas separadas se corrigen con un buen lápiz para cejas. Por el contario, si éstas están muy unidas, se puede mejorar el aspecto eliminando los vellos de más.

Hay pinzas que funcionan con una pila. Si se tiene una, hay que tener presente que:

Se debe depilar en dirección al crecimiento del vello.

Aislar el vello que se quiere eliminar.

La forma de la ceja debe seguir la línea natural del hueso de la ceja.

La ceja debe extenderse ligeramente más allá del ojo y al llegar a él, debe inclinarse suavemente hacia abajo.

Estrategias para lograr una buena depilación:

Utilice maquillaje para dibujar la ceja que quiere lograr y luego elimine los vellos que sobran.

Una toalla caliente es útil para abrir los poros de la zona y así facilitar la depilación.

No humecte las cejas con cremas ya que la pinza se resbalará y hará más difícil el ejercicio.

Depile unos pocos vellos de una ceja y luego de la otra para que se mantengan simétricas.

Aprende los tratamientos contra la celulitis, flaccidez y otros problemas comunes con nuestro curso gratis de Tratamientos corporales.
Inscríbete ahora haciendo clic aquí.