Cómo elegir un seguro para los bienes materiales de tu empresa

Los seguros contra daños a los bienes materiales son necesarios para proteger los activos de una empresa. Si bien estos seguros no son requeridos por la ley, obtener uno es una sabia decisión para limitar las pérdidas en caso de un desastre natural u otra calamidad. Sin ella, su negocio no podrá sobrevivir, económicamente hablando...

La mayoría de los planes de seguros contra daños a  los bienes materiales se adaptan a las distintas empresas y cubren una serie de pérdidas, incluyendo los daños causados por incendios, subidas de tensión, e incluso malversación de fondos por parte de un empleado.

Estos seguros deben cubrir accesorios tales como sistemas de iluminación o alfombras, equipamiento y maquinaria, muebles e inventario.


Tipos de seguros contra daños a  los bienes materiales de la empresa

Los seguros contra daños a los bienes materiales pueden ser tanto de tipo básico, que proporcionan cobertura para los daños causados por eventos tales como incendios y tormentas; o la cobertura especial, que ofrece una protección más amplia.

La cobertura especial protege todos los bienes ante una gran variedad de imprevistos, con unas pocas excepciones, como por ejemplo actos terroristas e inundaciones.

Otra opción de seguro son los combinados, que incluyen el de bienes materiales y el de responsabilidad civil, y por lo general abarca también las propiedades de los clientes y de otras personas que tengan activos físicos en sus instalaciones.

Por ejemplo, si un incendio daña el auto de un cliente que se encontraba en su taller mecánico, este seguro cubriría el daño causado al vehículo.

Estos planes también pueden cubrir las pérdidas de ingresos causadas por desastres naturales, así como los costos adicionales por trabajar en una ubicación temporaria.

Sin embargo, los vehículos no están cubiertos por estas pólizas, como tampoco los activos financieros, tales como el dinero en efectivo o los cheques. Si están destruidos, los habrá perdido, a menos que obtenga un seguro adicional que los cubra específicamente.

Si usted desea obtener un seguro adicional para cubrir otras pérdidas, como por ejemplo las provocadas por fraude, hurto o robo, que no cubren los anteriores, usted puede agregarlos a su póliza.

Estos agregados también pueden incluir la protección de datos personales y la protección ante virus informáticos. Si bien esto elevará el costo de su póliza, esta cobertura adicional puede resultar imprescindible en determinados casos.

Entienda la póliza



Es importante que comprenda perfectamente su póliza de seguro. Si usted ha contratado un seguro que incluye el costo de reemplazo, por ejemplo, su compañía de seguros le pagará para reemplazar todos los elementos de su propiedad que estén dañados.

Pero si es una póliza por el valor actual, sólo va a pagar por lo que valen en ese momento los bienes (en tanto elementos de segunda mano).

Si usted alquila una propiedad, verifique el contrato cuidadosamente: usted puede que esté obligado a tener un seguro aparte contra daños a la propiedad del locador.

Y si está en un área propensa a inundaciones, terremotos o huracanes, usted debería considerar seriamente la opción de contratar un seguro contra desastres naturales.

¿Quieres tener tu propia tienda virtual para trabajar y ganar dinero desde tu casa?
 Aprende todo lo que necesitas saber para comenzar en el libro “Tienda virtual en casa – Cómo ganar dinero desde tu casa sin ser un experto ni tener inventario”, que encontrarás haciendo clic aquí