Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Cómo elegir un perro guardián

La compra de animales para proteger la vivienda ha aumentado en los últimos tiempos debido a la crisis y la ola de robos. Guía para saber cómo elegir las razas que mejor están preparadas para defender el hogar

La moda de tener una mascota que le brinde seguridad a sus propietarios ya ha pasado. En la actualidad se ha convertido en una necesidad. Muchas familias creen que una manera extra de proteger sus viviendas es la de tener un perro guardián que los ayude a mantener a los ladrones lo más lejos posible.

Las razas más solicitadas hace unos años eran rottweiler y doberman, pero en la actualidad el pastor alemán es el más requerido ya que es considerado por los especialistas, un perro más inteligente y también poseedor de un mayor instinto protector.

Lo que muchos propietarios no saben es que un perro guardián tiene más gastos y se debe disponer de cierto conocimiento canino. Si el animal ha sido adiestrado en defensa y ataque debe portar con un permiso especial y también tener contratado un seguro.

Cuáles son las características más importantes de las razas más solicitadas de perros guardianes

El pastor alemán es una de las razas más funcionales y multifacéticas ya que tienen mucha eficacia tanto para proteger, como para guiar o desenvolverse con policías. Son perros que necesitan socializar  mucho y también estar continuamente realizando ejercicio físico.

Es afectuoso con la gente y respetuoso de la vivienda en la que vive. Es una raza ideal para tener en casa ya que no da problemas y convive perfectamente con niños.

El rottweiler es considerado  una raza peligrosa. Aunque sus dueños lo defenderán diciendo que es tranquilo y pacífico, es un perro que ataca y puede lastimar. No es recomendable tenerlo en un hogar donde hay niños o personas mayores.

Su carácter y presencia imponen lo suficiente para mantener a gente indeseada lejos de la propiedad, pero se pueden convertir en un arma peligrosa para los propios propietarios.

El doberman es otra de las razas catalogadas de peligrosas y agresivas. Son difíciles de domesticar. Las hembras son las más adecuadas para tener en una casa. Necesitan mucho ejercicio diario.

Antes de adquirir uno de estos animales hay que tener en cuenta las reales necesidades. El precio de un perro guardián ya entrenado es bastante elevado, por lo que hay que intentar obtener el mejor rédito posible y saber si solamente se lo necesita para defender o para proteger.

Cuáles son las diferencias entre un perro que defiende y otro que protege

El perro guardián se dedica a mantener el territorio custodiado. Su necesidad y contacto con los humanos es escaso. El perro de defensa protege a su familia de cualquier ataque que se pueda ocasionar y está en pleno contacto con la familia, convive con ella aunque también es necesario tomar recaudos para evitar incidentes.

Los perros entrenados para la seguridad protegen el hogar mediante el ladrido. Son capaces de discernir cuando hay un intruso que se quiere entrometer en la propiedad o alguien caminando por la acera. Saben cuándo y de qué modo ladrar para alertar a su dueño.

 Los especialistas indican que es mejor adquirir el perro de cachorro para que su adaptación a la familia sea óptima y que se pueda lograr un buen entrenamiento, tanto por parte del perro como del amo ya que cuanto más conozca su propietario acerca de técnicas y estrategias, mejor entenderá a su animal y podrá hacer que resguarde mejor el territorio.

Es conveniente acercarse a criaderos de confianza en donde se pueda verificar de qué modo entrenan a esta clase de perros ya que los adiestradores son quienes más conocen del tema y servirán de una valiosa orientación.

Es mejor huir de aquellos que venden perros de seguridad a bajo precio o que provienen de una fuente dudosa a fin de evitar cualquier tipo de improviso y mala experiencia.

Perfil del perro guardián ideal

· Debe tener un ladrido imponente

· Ser muy despierto y activo

· Debe saber usar su ladrido para ahuyentar a los intrusos y no estar constantemente ladrándole a todos

· Debe ser obediente

· Tener buen temperamento

· Debe ser tranquilo sobre todo en los momentos de tensión

Quienes estén pensando en adquirir un perro guardián, deben tener muy en claro que no dejan de ser animales con necesidades. Más allá de brindar un servicio, hay que invertir en ellos un dinero considerable en comida, atención y salud.

No todas las personas están realmente conscientes de lo que implica tener una mascota en casa. Es un integrante más del hogar que hay que cuidar y mantener en condiciones. Satisfacer sus requerimientos básicos y quererlo como a un integrante más que acompañará durante mucho tiempo a la familia.

¿Está tu perro volviéndote loco? ¿Darías cualquier cosa para que se comporte correctamente en casa y ante los demás? Si este es tu caso, la Dra. Teresita Caballero, médica veterinaria, tiene la solución en su "Guía de adiestramiento canino paso a paso", que encontrarás haciende clic aquí