Home > Belleza y estilo > Estética

Cuidado de la piel

¿Cómo distinguir la rosácea del acné?

Claves para diferenciar entre el acné y la rosácea…

Muchas personas confunden la enfermedad rosácea con el acné vulgaris y/o la dermatitis seborreica. Hay que prestar atención a las manifestaciones específicas, porque estos trastornos no son iguales  y por lo tanto no tienen los mismos métodos de curación.

El acné se provoca por inflamación de las glándulas sebáceas, por producirse un taponamiento de los poros que contienen folículos pilosos y glándulas sebáceas.

A la obstrucción contribuyen bacterias, células muertas y suciedad en general. Suele manifestarse en la frente, las mejillas, el mentón, la espalda y los hombros.

Aunque existen diversos tratamientos tópicos, lo adecuado es identificar qué tipo de acné se padece para así poder enfocar mejor la terapéutica a seguir.

El acné vulgaris o vulgar presenta granitos o barros de color blanquecino amarillento, más o menos prominentes.

También los granos pueden presentarse como pústulas, con el centro blanquecino amarillento rodeado de una aureola roja. En ningún caso hay que apretar estos granos con las manos para que despidan el pus, porque con ello se corre el riesgo de inflamar la zona aún más y dejar cicatrices.

A veces no se observan granitos sino espinillas o puntos negros, que también hay que resistir a la tentación de apretarlos.

Los puntos negros son obstrucciones en los poros que toman ese color al entrar en contacto con el aire. Suelen establecerse con predominio en las aletas de la nariz y tienen un proceso más largo que los granos.

Más complicadas resultan las pápulas o tumorcillos eruptivos de la piel. Se presentan con una prominencia o bulto redondeado, de color rojo debido a la inflamación.

Las pápulas tampoco deben apretarse, rascarse o escarbar, para no provocar mayor inflamación y las consiguientes cicatrices difíciles de borrar.

Cuando el acné vulgaris es severo y profundo presenta parches rojos, quistes y nódulos dolorosos. Este tipo de acné quístico requiere tratamiento dermatológico adecuado.

Si bien el acné suele ser más común en la etapa adolescente, también puede presentarse en los adultos. La mayoría de las veces el acné está relacionado a los cambios hormonales.

En cuanto al acné rosácea, afecta más a personas adultas y en especial a las mujeres. Si bien puede darse en personas muy jóvenes, por lo general aparece después de la tercera década de edad.

Los primeros síntomas de la rosácea no suelen ser con acné sino con enrojecimiento de la parte central de la cara.

Luego empiezan a aparecer otras manifestaciones en la superficie cutánea, como teleagiectasia o arañitas vasculares, lesiones eritematosas, irritación ocular, hipertrofia de la piel afectada.

En ningún caso aparecen espinillas o puntos negros, salvo que además de la rosácea se padezca acné.

Hay que consultar a un médico dermatólogo para un diagnóstico correcto y un tratamiento adecuado. Si se padece rosácea, lo mejor es conocer la manera de combatirla antes de su agravamiento.

Por Sofía Clerck, especialista en dermatología y nutrición y autora de "Rosacea nunca mas". ¡Mejora tu rosácea en 21 días o menos atacando su causa y no sólo los síntomas haciendo clic aquí ahora!

 

Alejandra Campos

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Alejandra Campos

Cómo saber si tienes rosácea

Cómo saber si tienes rosácea

¿Tienes acné pero ya pasado la adolescencia hace rato...?

¿Cómo blanquear la piel?

¿Cómo blanquear la piel?

Blanqueamiento profesional de la piel: lo que implica, y en qué consiste...

Para mejorar la piel desde adentro

Para mejorar la piel desde adentro

Agua bajando de torrentes naturales, bosques verdes llenos de naturaleza, fauna y flora plenas de vida. Un planeta limpio, sano, cuidado desde adentro... Conceptos similares, cada persona es un mundo y cada uno de ellos, busca cuidar su propia naturaleza.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: