Cómo descargar e instalar tipografías en nuestro ordenador

Ya aprendimos a descargar tipografías de Internet. Ahora vamos a aprender a instalarlas en nuestra PC

Instalación de las tipografías en nuestro equipo

Una vez descargada la tipografía en nuestro disco duro y luego de realizada la operación de descompresión con el programa indicado, podremos proceder a instalarlas en nuestro sistema.

Para lograr esto, nos dirigimos al Panel de Control de Windows, al que podemos acceder desde el menú Inicio de Windows. Una vez dentro, en la parte superior izquierda elegimos ir a la “Vista clásica”.

Una vez que estamos en la “Vista clásica” del Panel de Control, podremos ver el acceso a varias opciones, entre ellas veremos el icono de “Fuentes”, sobre el cual deberemos hacer doble clic.

A continuación se abrirá una ventana que nos mostrará las tipografías que se encuentran instaladas en el sistema.

Para agregar una tipografía nueva, lo que debemos hacer es un clic, con el botón derecho del mouse, sobre una parte vacía del panel central (alguna zona en blanco, al lado de los iconos de las tipografías).

Allí aparecerá una ventana emergente, en la que debemos elegir “Instalar Nueva fuente…”.

A continuación se abrirá la ventana “Agregar Fuentes”, en ella podremos recorrer los directorios de nuestro disco duro o de cualquier otra unidad conectada a la PC, para ubicar las fuentes que deseemos instalar.

Una vez que encontremos la ruta donde se ubican los archivos de las tipografías que vamos a incluir en nuestro sistema podemos seleccionarlos con el mouse o presionando el botón “Seleccionar todo” y a continuación el botón “Instalar”. Debemos asegurarnos que esté marcada la opción “Copiar fuentes a la carpeta Fonts”.

Luego, un cartel de progreso nos mostrará el avance de la instalación y nos confirmará que ha sido exitosa. A partir de ese momento podemos cerrar las ventanas que tengamos abiertas.

La próxima vez que utilicemos algún programa que nos permita seleccionar tipografías para el texto, estarán presentes las nuevas fuentes que instalamos.

Si realizamos trabajos impresos no habrá inconvenientes con las tipografías, pero vale la pena comentar que según el tipo de programa y documento con el que trabajemos, si enviamos a otro usuario nuestro trabajo de manera electrónica puede ocurrir que si no tiene la tipografía instalada no se visualice correctamente.

Por ejemplo, si creamos un documento con Microsoft Word y le enviamos el archivo a un colega de trabajo, si este no tiene las tipografías que utilizamos, no podrá verlas y serán reemplazadas por el programa.

En este caso lo que se puede hacer es enviarle la tipografía, para que la instale, de la misma forma que vimos en los pasos anteriores.

También es importante mencionar que existen algunos formatos de archivos donde no es necesario enviar la fuente para que sean vistas en otros equipos.

Por ejemplo si generamos una imagen y la guardamos en formato JPG, TIF, PNG o BMP, no será necesario enviar la tipografía a otros usuarios para que puedan ver nuestro trabajo correctamente.

Lo mismo ocurre si generamos documentos PDF, donde la tipografía se puede encapsular dentro del archivo, para que no sea necesario que los demás usuarios que lean el archivo la tengan instalada en su equipo.

Anterior: Como descargar fuentes en nuestra PC


Compartir
|

Aprende a usar el Word como un profesional. Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Microsoft Word