Home > Amor y sexo > Pareja

Soluciones para los problemas de pareja

Cómo demostrar amor cuando no se es afectivo

Muchas personas pueden resultar frías en el momento de expresar sus sentimientos y emociones. La invalidez afectiva ocasiona críticas y quejas constantes de los seres queridos. ¿De qué modo es posible revertir esta falta de expresión con algunos detalles que pueden marcar una verdadera diferencia a la hora de relacionarse?

El haber sido criados en un ambiente estricto y frío puede ser una de las causas por las cuales no se exterioricen las emociones buenas o malas con facilidad. “Aunque las causas pueden ser muchas, la más habitual tiene que ver con la educación.

Un niño que es criado en un ambiente donde no hay caricias, ni besos ni palabras afectuosas entre sus miembros, no tendrá ese costado lo suficientemente desarrollado como para expresarse abiertamente una vez sea adulto.

Aunque sabemos que en una familia, en la mayoría de los casos, sus integrantes se quieren, hay que poder decirlo de vez en cuando. Es un hábito que no causa daño, es gratis y seguramente tendrá una buena repercusión en el futuro”, sostiene la socióloga española Belén Ravena Mota.

La timidez puede ser otro de los motivos por los cuales una persona se ve imposibilitada de transmitir cariño con las palabras. “Aunque las actitudes y acciones son las que definen un vínculo, es fundamental que los hechos vayan acompañados por palabras.

Muchas veces tenemos un mal día, nos sentimos inseguros o incapaces de llevar adelante una gestión y con el sólo hecho de escuchar una palabra cálida nos recuperamos y nos sentimos mucho mejor.

Es importante poder entender que todos necesitamos escuchar algo bonito de vez en cuando”, comenta la especialista.

Algunas sugerencias para demostrar amor:

1.- Manifestarse afectivamente: la palabra, el tocar, el besar y el mirar son maneras de expresar lo que uno siente. Hay que hacer hincapié en la acción que más cueste llevar adelante para reforzarla.

“No se necesita ser exagerado ni pasarse al otro lado de la situación. Un abrazo o un beso acompañado de un “te quiero” pueden hacer maravillas. Una vez que se ha dicho, la persona que lo menciona y quien recibe el mensaje se sienten mucho mejor y esta alegría conllevará a que se digan frases afectuosas con mayor frecuencia. Como primera medida, un buen ejercicio es decir alguna frase afectuosa mientras se mira el espejo. Reiterarla hasta sentir comodidad”, aconseja la experta.

2.- Pensar menos y actuar más: quienes no están acostumbrados a las expresiones de afecto, piensan mucho cuando saben que se avecina una oportunidad en la que tienen que demostrar cariño.

“Lo ideal es decir “te quiero” o “te he extrañado”, o lo que se desee decir,  sin pensar demasiado y simplemente llevar a la acción un deseo sin hacer mucho análisis. Si la cabeza comienza a pensar, se perderá el momento por miedo, vergüenza o el motivo que sea”, destaca la socióloga.

3.- Acercarse más a quienes no tienen problemas de afectividad. “Pedir consejos, solicitar opiniones a amigos, ver películas románticas y estar abierto a nuevas propuestas relacionadas con el cariño.

Una persona que tiene problemas para acercarse afectivamente a otro individuo, los tendrá no solamente con su pareja, sino también con sus amigos, con sus colegas y con sus  familiares.

Por eso es importante integrarse un poco al círculo que desconoce y probar de qué se trata”, revela la socióloga española.

4.- Practicar actividades en donde el cuerpo se predisponga a acercarse a otros cuerpos. “Hay danzas que se caracterizan por el contacto con otros cuerpos, hay que aprender a perder el miedo a las caricias y al contacto con otra piel.

Si se es una persona muy tímida que no se anima a pedir ayuda a su entorno cercano, una buena alternativa es mezclarse con gente desconocida en donde se pueda comenzar de cero otra manera de relacionarse”, expresa la profesional.

La única manera de crear y mantener un vínculo afectivo es mediante las palabras y los gestos amorosos, ya sea para demostrar amor hacia una pareja, familiares o amigos.

Para que un lazo afectivo perdure en el tiempo es de vital importancia hacer sentir al otro querido, deseado o amado. No se trata de cambiar la personalidad de nadie, sino de incorporar de a poco pequeños gestos que ayuden a mejorar la relación y a marcar una gran diferencia.

Natalia Fernández, autora del libro “Recuperar Mi Matrimonio”, te ofrece consejos y herramientas para ayudar a las parejas en el desarrollo de una buena comunicación y la resolución de los conflictos que muchas veces llevan a la separación. Encuéntralo haciendo clic aquí

 

Natalia Fernandez

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Natalia Fernandez

Cómo terminar una relación de manera amistosa

Cómo terminar una relación de manera amistosa

Muchas veces una pareja llega al punto en que una ruptura es inevitable. Pero lo que no es inevitable es el conflicto, siempre que se tengan en cuenta estos consejos para que la separación sea amistosa...

Necesito vacaciones de mi familia

Necesito vacaciones de mi familia

El estrés que se genera en el entorno familiar puede hacer que la paciencia de sus integrantes se agote y se requiera de distancia. ¿Realmente se desea pasar un tiempo lejos del núcleo familiar o lo que se busca son unas vacaciones, pero de uno mismo?

10 signos de que tu pareja va al fracaso

10 signos de que tu pareja va al fracaso

Si estos estos signos están presentes, hay alguien que está a punto de dejar a su pareja. ¿Vas a esperar a que sea demasiado tarde...?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: