Cómo decorar según tu personalidad

Conocerte a ti mismo es fundamental para saber cuáles son los tonos que mejor se adaptan a tu personalidad y contribuyen a resaltar todo lo positivo que hay dentro tuyo

Al escoger la pintura de las paredes, el color de las cortinas, las sábanas, las alfombras o los muebles no se tiene en cuenta si el color que atrae se complementa o dificulta la personalidad.

“Es importante que exista una armonía entre el espacio físico y el temperamento de quien habita ese sitio. Es fundamental que la energía que fluya se encuentre en equilibrio y pueda compensarse si hace falta, pero cuando hay un desequilibrio, aunque parezca mentira se advierte por lo que es mejor elegir correctamente y a consciencia”, señala la decoradora y maestra de feng shui, la española Inma Cabello García.

Personalidad extrovertida:

Los colores que mejor se adaptan a una personalidad alegre y con energía son los intensos. El amarillo, el rojo y los azules, mezclados con tonos pasteles son ideales para pintar y vestir las habitaciones.

“El diseño de los muebles puede ser una mezcla de muchos estilos ya que este tipo de conducta se adapta muy bien a las combinaciones opuestas.

La flexibilidad en cuanto a preferencias es muy amplia y hay que aprovechar este beneficio para poder introducir colores y muebles de varios diseños diferentes”, comenta la profesional.

Comportamiento apacible y tranquilo:

Este tipo de personalidad se inclina especialmente por los colores claros como el rosa, hueso, lila y blanco. “Hay quienes no desean sobresaltos ni están acostumbrados a los grandes cambios.

Viven una vida rutinaria y tranquila. Las personalidades reflexivas deben poder optar por los tonos pasteles que permitan un equilibrio entre la personalidad y la mezcla de colores que nunca debe ser muy variada. ç

Con dos colores distintos dentro de la habitación, será suficiente”, destaca la profesional.

Conducta romántica y soñadora:

La sensibilidad es una de las características que se pueden apreciar con facilidad en este tipo de personalidad. “Nada mejor que el color lavanda, blanco, celeste, rojo, púrpura y rosa.

No hay que olvidar decorar también con flores, cortinas con mariposas o alfombras de piel. Los muebles con terminaciones redondas o que no son muy rígidos en cuanto a su diseño son fundamentales para complementar este tipo de personalidad”, determina la especialista.

Personalidad metódica y muy organizada:

Los tonos intermedios son los más acertados ya que los intensos pueden resultar muy invasivos y los pasteles demasiado sobrios. “Los marrones, beige, malva, naranjas suaves y amarillos pueden ser buenas alternativas para considerar.

En cuanto a los muebles, éstos deben ser de formas simples y puras. El estilo minimalismo es la mejor alternativa para decorar ya que en este caso, “menos es más”, expresa la decoradora.

Yolanda Río-Pérez, decoradora y especialista en viviendas, ayuda a miles de personas a decorar sus hogares con personalidad y buenos criterios. Comienza a redecorar tu hogar con los consejos su último libro “IColor Perfect: 30 Combinaciones De Colores Ideales Para Tu Hogar”, que está disponible haciendo clic aquí.