Cómo cultivar flores invernales: begonias y pensamientos

Aprende a cultivar begonias y pensamientos, para darle color y alegría a tu hogar

En pleno invierno, cuando todo es gris y los árboles no tienen hojas, todo parece lucir como en estado de suspensión, esperando la primavera, todavía muy lejana.


La única dosis de vida o verde sólo puede ser aportada por las plantas perennes que sean más resistentes al frío, y en especial por ciertas flores que tienen el heroico trabajo de aportarnos color.

En esta nota, hablamos de algunas de las más frecuentes, para tener presentes a la hora de plantar con miras al próximo invierno.

Begonias y pensamientos: color y alegría

El nombre científico de la begonia de invierno es Bergenia crassifolia. Se trata de una planta vivaz que es indiferente a la época del año en que esté y vive independientemente de las condiciones climáticas que la rodean.

Siempre luce con sus grandes hojas verdes y en invierno, surgiendo con fuerza y vigor su intenso colorido floral, a prueba de frío.

Un punto de atención a tener en cuenta es que son vulnerables a los caracoles, por cierto uno de sus mayores enemigos.

Es importante entonces tomar medidas con remedios caseros para alejarlos o con algún mata caracoles químico; aunque no nos guste se trata de proteger nuestras plantas.

Los conocidos y multicoloridos pensamientos son otros de los preferidos del paisaje invernal. Estas coloridas y muy vistosas plantas anuales, son muy requeridas en la época invernal por paisajistas y decoradores de exteriores.

Son muy rendidoras y brindan satisfacción garantizada: comienzan a florecer a finales del otoño y permanecen floreciendo durante todo el invierno.


Sus tonalidades juegan armoniosamente con colores bien opuestos: amarillo, rojo, violeta intenso, azul y blanco con sus variaciones de tonalidades, incluso en los pétalos de una misma flor.

Son capaces de soportar las bajas temperaturas estoicamente, aunque por supuesto, las heladas reiteradas pueden dejar a las flores mustias y resquebrajadas.

Eso sí: también a los pensamientos hay que cuidarlos de las plagas, son vulnerables a pulgones, arañuelas rojas y caracoles.

Siguiente: Cómo cultivar prímulas


Aprende a cultivar tu propia huerta orgánica
. Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Huerta y jardinería orgánica haciendo clic aquí.

×

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :
Y selecciona Agregar a la pantalla principal

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado

SOLO HAZ CLIC EN : Responsive image
Y selecciona Agregar a la pantalla principal