Cómo arruinar tu imagen en cinco pasos

Cinco costumbres que harán que te veas tan mal como nunca lo imaginaste

Ejercitar simplemente para comer más

Dar un paseo de 20 minutos para llegar a la tienda de comidas rápidas no es una excusa válida para ingerir un almuerzo súper calórico.

Si tiendes a engañarte con esta falsa lógica para permitirte ciertos excesos, pronto percibirás las consecuencias negativas en la forma de grasas y gordura.

Para mantenerte en forma, lo primero que debes hacer es acudir a un nutricionista y seguir una dieta saludable.

Sin embargo, esto es sólo la mitad de la batalla, ya que todavía debes eliminar tu tendencia de auto-engañarte. Elimina esos atracones que tanto remordimiento te producen.

Al mismo tiempo, no debes olvidarte del rol del ejercicio como parte de un estilo de vida saludable.

Busca practicar alguna actividad física en forma regular y, por sobre todas las cosas, ten en cuenta que el ejercicio no te da carta libre para cometer excesos en la alimentación.

Beber en exceso

El alcohol tiene efectos a corto y largo plazo en tu apariencia. Dado que es un diurético, el alcohol produce deshidratación, de modo que una noche de copas (cinco o más tragos en una ocasión) puede hacer que tus arrugas se vean mucho más pronunciadas al día siguiente.

Por otra parte, unos vasos de whisky en las rocas todas las noches puede agregar varias calorías a tu consumo diario, lo que rápidamente puede traducirse en una panza de borrachín.

Con el tiempo, consumir en forma regular más de dos tragos al día puede hacer que tu piel se vea enrojecida y tu cuerpo demacrado (cualidades físicas que nunca son atractivas para el sexo opuesto).

Ingerir alimentos procesados

Usar alimentos procesados a modo de snacks puede tener repercusiones negativas para tu cuerpo entero.

No sólo vas a ganar unos cuantos kilos, sino que también vas a brotarte si tu piel es sensible a los alimentos procesados.

En este sentido, debemos señalar que todos alimentos de color blanco deben ser evitados; es decir que debes mantenerte alejado de cualquier cosa que contenga harina, azúcar, margarina, o ingredientes de extraños nombres químicos.

Si quieres ingerir un snack a media tarde, opta por unos vegetales al natural con salsa de garbanzos, frutas frescas, o un par de nueces o almendras.

Broncearse sin pantalla solar

La mayor parte del daño cutáneo asociado al envejecimiento sucede a través de la sobre-exposición al sol.

Pasar por alto el protector solar a la hora de tomar sol es un grave error, ya que seguramente acelerará el proceso de envejecimiento de la piel, incrementará la cantidad de manchas y arrugas, y, en el peor de los casos, podría llegar a desencadenar un melanoma.

Para proteger tu piel y evitar la formación de arrugas, evita el solo cuando se encuentra al máximo de su potencia (aproximadamente al mediodía y durante las primeras horas de la tarde).

Asimismo, aplicarte pantalla solar cada mañana en los meses de verano y reaplicar durante el día es una forma de mantenerte a salvo si te encuentras en la calle durante buena parte de la jornada.

Fumar

Como resultado de los más de 4000 químicos contenidos en el cigarrillo, 51 de los cuales se saben cancerígenos, literalmente te estás matando cada vez que das una pitada.

Cuando fumas, se forman radicales libres en tu cuerpo, y estas moléculas destructivas dañan tu DNA, haciendo que tu piel empalidezca y se llene de marcas profundas. Desde luego, seguro que ya sabías todo esto.

Lo que tal vez no sepas es que puedes abandonar este hábito. Comienza poniendo en la balanza los pros y las contras, siendo sincero sobre lo que disfrutas del hecho de fumar.

Luego intenta encontrar formas de obtener los mismos beneficios que obtienes al fumar. Al mismo tiempo, aprende de los intentos de dejar que has hecho en el pasado examinado qué cosas te resultaron útiles y cuáles no.

Dejar el cigarrillo es un proceso duro pero posible, en el que debes aprender a descubrir qué cosas sirven a tu causa. Recuerda que debes persistir, volverte a levantar si te caes, hasta llegar a tu meta.


Anterior:
Hábitos que arruinan la apariencia masculina


Compartir
|

¿Crees que esa barriguita bien cultivada hará que ninguna prenda te vuelva a sentar apropiadamente? ¿Te sientes rara cada vez que te miras al espejo y ves que el 80% de tu cuerpo son “piernas”?


Si es así, necesitas esta guía gratis para disimular los defectos con la vestimenta adecuada