Cine en el tiempo: “Lo que el viento se llevó”

Recuerde junto a nosotros esta impresionante película, que se convirtió en un clásico de todos los tiempos
  
  

 

“Lo
que el viento se llevó”, fue una gigantesca superproducción de David O.
Selznick, que marcó todo un hito dentro del mundo cinematográfico, al ganar
ocho Oscars de la Academia de Hollywood, y dejar para la posteridad la romántica
historia escrita por Margaret Mitchell, donde aparecían Scarlett OHara, Rhett
Butler, Melania Hamilton y Ashley Wilkes.

El guión, que también ganó un Oscar, fue escrito por Sidney Howard, quien se
basó en la novela escrita por Margaret Mitchell, donde se contaba una historia
ambientada en el sur norteamericano, mas precisamente en Atlanta, donde aún
perduraban la esclavitud y los grandes latifundistas.

Allí, se narra la historia de la orgullosa y rica jovencita Scarlett
O”Hara
(Vivien Leigh) quien, durante los tiempos de la guerra de
secesión norteamericana, trata de de salir adelante luego del fallecimiento de
su padre, en medio de un país en guerra. Scarlett está enamorada de Ashley
Wilkes
(Leslie Howard), hasta el límite de anhelar este amor por sobre
cualquier otra cosa.

Pero su vecino Ashley —un noble y rústico sureño— se
casa con Melania Hamilton (Olivia de Havilland), una mujer sencilla y adorable,
frustrando de esta forma las aspiraciones de Scarlett. Al poco tiempo, un
apuesto pero sucio empresario llamado Rhett
Butler
(Clark Gable) se enamora de Scarlett.

Lo que el
viento se llevó
” (Gone
with the wind
) llegó a filmarse con 5 directores distintos: Reeves
Eason, Sam Wood, William Cameron Menzies, George Cukor y Víctor Fleming. Esto,
sin contar las escenas rodadas durante la segunda unidad, -en reemplazo de las
tomas que no habían quedado bien-, que fueron filmadas con otros directores.

La
filmación fue hecha a medida de la magna historia. La cinta, tiene una duración
de tres horas y media (211 min.), y su presupuesto batió todos los records del
momento, llegando a la increíble suma de 4,25 millones de dólares.

En su
tiempo, fue la película más larga y más cara de la historia. De hecho,
Selznick era muy consciente de que la película sería un clásico, una de esas
obras maestras que siguen vigente al paso de los años.

La Academia de Hollywood otorgó 13 nominaciones a la obra, de las cuales 8
lograron el Oscars: mejor película, mejor director, mejor actriz, mejor guión,
mejor actriz secundaria, mejor dirección artística, mejor edición, y mejor
cinematografía a color.

La sorpresa, fue que Clark Gable no ganara el Oscar al
mejor actor, y que Olivia de Havilland no ganara el premio a la mejor actriz
secundaria, premio que recayó en la actriz Hattie McDaniel, la popular Mammy.
Tampoco la excelente banda sonora, obra de Max Steiner, (quien fue nominado
todos los años entre 1935 y 1951, pero gano el Oscar en sólo dos ocasiones)
recibió el premio.

La filmación comenzó un 26 de enero y terminó un 1 de junio, durando un total
de 140 días. Antes de comenzar a rodar, Selznick había dedicado dos años para
la elección de la actriz que representase a Scarlett O”Hara, y a definir la
historia junto a Sidney Howard.

Como era lógico, la elección del papel de Escarlata generó una gran
expectativa, por lo que concurrieron muchas importantes actrices: Katharine
Hepburn, Joan Crawford, Barbara Stanwyck, Paulette Goddard, y Norma Shearer
entre otras, pero luego Selznick se convenció de que "Scarlett"
necesitaba de una actriz que no fuera conocida, por lo que después de un
interminable y multitudinario casting, que duró dos años y al cual asistieron
1.400 candidatas, contrató a Vivien Leigh para interpretar el que sería El
Papel de su carrera.

Leigh saltó mucho más al estrellato luego de ganar por esta película su
primer Oscar. También se destacaron las interpretaciones de Clark Gable, Olivia
de Havilland, Leslie Howard, Thomas Mitchell y Hattie McDaniel.

Sin dudas, si hay alguien que debía rodar la historia escrita por Margaret
Mitchell era David O. Selznick, que fue el alma máter
de esta película: fue él quien insistió en que la película se hiciese a
color, quien introdujo famosos diálogos como la frase de Rhett o las del
comienzo, y quien eligió a los diferentes actores, encontrando en Leigh a la
interprete perfecta de Scarlett.