Caldes de Montbui, el legado termal de los romanos

Termas curativas que nos llegan desde la antigüedad, un bello entorno natural, buena comida… ¿qué más se puede pedir?
  
  


Este municipio se encuentra situado en el Vallés Oriental, a treinta kilómetros
de la ciudad de
Barcelona. Esta zona de fracturas ha favorecido la aparición de
termas, cuyas temperaturas superan los 76ºC y son un patrimonio de la época
romana.


En la antigüedad, Caldes fue una estación termal fundada sobre los manantiales
de agua caliente. Fueron los romanos que en el siglo II a. C conquistaron la
región debido a la riqueza de las aguas y la fertilidad de las tierras.


Las termas contienen una piscina rectangular y algunas pilas en forma de semi
círculo que se utilizaban para los baños individuales.


La función de las aguas,
que era la de curar a los enfermos, sigue aún vigente ya que esta región ofrece
servicios de especial calidad para todos aquellos que deseen mimar su cuerpo con
diferentes tratamientos.


Más allá del cuidado de diversas afecciones, es posible
disfrutar de recorridos a pie o en bicicleta que son aptos para toda la familia.


La gastronomía local
se caracteriza por la gran oferta de quesos como el
requesón y bebidas como el anís y licor de naranja. La miel, la pasta, los
embutidos y las sopas son también los platos típicos de la zona.


Atractivo de Caldes:


1.- Museo de Caldes, Thermalia: contiene una gran colección de dibujos y
cerámicas de Pablo Picasso. Todos los días hay proyecciones destinadas a acercar
al público al tema del termalismo.


2.- Broquetas: balneario en donde es posible bañarse en las aguas termales
cluoradas y bicarbonatadas especialmente indicadas para quienes sufren de reuma,
obesidad, dolencias respiratorias y estrés.


3.- Sant Miquel del Fai: esta iglesia y cueva data del año 997. Fue habitada
hasta el año 1567 por monjes benedictinos. Se puede visitar el lugar los días
festivos y los fines de semana. El acceso cuesta 8 euros.


4.- Fuente del León: construida en 1583, su agua es de muy buena calidad. Tiene
flúor y yodo que ayudar a calmar y curar la artritis y a aliviar el dolor de los
huesos. La gente se acerca y llena envases con esta agua curativa.


5.- Puente romano: situado en el centro histórico justo detrás a las termas
romanas se halla este puente construido en el SXIII. Sigue conservando su
estructura original y sirve para unir en centro de la ciudad con las afueras.


6.- Calle Mayor: es la calle principal. Aquí se concentran los bares, tiendas y
restaurantes. Es recomendable visitarla a pie ya que siempre hay dificultades
para aparcar el vehículo.


En las terrazas de los restaurantes es posible
degustar de verdaderos platos típicos catalanes y a la vez observar lo que
sucede en esta calle, el corazón de Caldes.

Por último, recuerde aprender algunas
palabras y frases básicas en el idioma de los países que va a visitar. Puede
hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros
cursos gratis de idiomas
(haga clic en el nombre del curso):

Curso
de inglés gratis

Curso
de francés gratis

Curso
de italiano gratis

Curso de portugués gratis

Curso
gratis de español para Extranjeros

Curso
de alemán gratis

Curso de ruso gratis