Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Budín de pan, un clásico siempre vigente

El paradigma de la unión de sabor y economía en la cocina: la maravillosa transformación del pan de ayer en un postre delicioso
  

Ingredientes

  

 400gs de pan lácteo o lactal (o pan común, pero utilizando solo la miga)
1 litro de leche
Esencia de vainilla


Para saborizar, puede agregarse también (a elección): membrillo cortadito,
cáscara de limón rayado, rodajas de banana, etc.
1/4 kilo de azúcar
3 huevos enteros (se le puede agregar más yemas y claras a punto nieve, pero de
este modo tiene menos colesterol)


Procedimiento

 Mezclar el pan o la miga con la leche, la esencia de vainilla, el azúcar, los
huevos y los ingredientes saborizantes elegidos.


Procesar en una licuadora o mixer hasta que quede como una crema espesa.
Acaramelar una budinera, colocar la preparación y luego cocinar a baño maría,
en horno moderado hasta que esté firme (cuando comienza a despegarse la
preparación del recipiente).


Retirar, dejar reposar unos minuto y desmoldar antes de que se enfríe (en caso
contrario, el caramelo se pone duro y se puede romper al sacarlo del molde). 


Para terminar, una anécdota que revela la importancia de los pequeños trucos de
cocina:

 Había una señora a la que las manzanas al horno siempre se le quemaban, pese a
que la receta se la había dado una cuñada… a la que nunca se le quemaban.

 Así pasaron kilos y kilos de manzanas quemadas, hasta que la señora en cuestión
descubrió el motivo: ¡¡ su cuñada había “olvidado” decirle que las tenía que
poner al horno con agua para que no se le quemen !!

 Pero en fin…, ¿quién no tuvo una cuñada (o una suegra, o una amiga, o…) tan
“olvidadiza” como esta?