Bordados fáciles de hacer

Algunas ideas prácticas para hacer tus propios bordados


Una de las maneras de ocupar el tiempo y a la vez poder relajar la mente de las actividades diarias es dedicarse a realizar alguna manualidad.

Ventajas de las manualidades:

· Estimular la creatividad

· Sirve como método de relajación

· Divierte y distiende de las tareas rutinarias 

El procedimiento del bordado no es complejo. Se debe empezar primero por indicaciones sencillas y luego a medida que se tiene más práctica se podrán poner en práctica otras lecciones más difíciles.

Características del bordado a mano: 

· La puntada en forma de cruz es una de las más utilizadas y más sencillas, ideal para principiantes. Se usa aguja e hilo y consiste en hacer la forma de una cruz para rellenar una pieza de tela pequeña o de grandes dimensiones. “Se pueden bordar almohadones, fundas, toallas o ropa de bebé”, comenta la tejedora profesional uruguaya Matilde Boganova.

· El bordado consiste en enhebrar la aguja con el hilo deseado y hacer la puntada forma de cruz, diagonal, vertical u horizontal.

Para continuar con los puntos se debe colocar la aguja lo más cerca posible a la puntada anterior para que no queden espacios entre puntadas.

Materiales necesarios:

· Hilos para bordar (de los colores necesarios). Pueden ser hilos gruesos o delgados según sea la preferencia.

· Bastidor

· Aguja

· Tijera

Paso a paso:

· En primer lugar, se necesita un dibujo modelo del cual se pueda ir haciendo la imagen deseada

· En la tela de bordado hacer el contorno del diseño y todo lo que haga falta para poder hacer luego el dibujo

· Comenzar con el punto de cruz, cambiando de color de hilo cuando haga falta.

Recomendaciones:

· Es importante comenzar con imágenes muy sencillas

· Aplicar el dibujo en pequeñas dimensiones (cojines o ropa de bebé)

· No se tienen que dejar nudos en la parte de atrás para que el terminado luzca más estético.


Aprende a realizar tus propias artesanías y manualidades con nuestros cursos gratis, haciendo clic aquí.